politica

Repudian que Morales llamara “un toque de queda de facto” a restricciones por la pandemia

Por Agencia Télam

22-07-2020 05:00

Organismos de Derechos Humanos de Jujuy repudiaron hoy las expresiones vertidas por el gobernador, Gerardo Morales, quien comparó las restricciones de la fase 1 de aislamiento social con “un toque de queda de facto”, al referirse a la situación epidemiológica en Libertador San Martín en el contexto de la pandemia de coronavirus.

El mandatario hizo estas declaraciones en la semana en la cual se conmemora un nuevo aniversario de "La Noche del Apagón", un operativo represivo que provocó 400 detenciones ilegales y al menos 33 desapariciones en la última dictadura cívico militar.

Morales pronunció estos dichos anoche, durante un informe del Comité Operativo de Emergencias (COE), y afirmó que "en Libertador hay una suerte de toque de queda de facto”, en relación a las restricciones de circulación que imperan en esa ciudad.

En ese marco el colectivo de Hijas e Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (HIJOS-Jujuy) junto al Grupo de Abogados de DDHH, manifestaron su repudio a las expresiones vertidas por Morales, “en una fecha tan dolorosa para los familiares de detenidos, desaparecidos y víctimas sobrevivientes”, en referencia a "La Noche del Apagón".

“No somos ajenos a la connivencia de los distintos gobiernos provinciales con el Ingenio Ledesma, pero en esta ocasión vemos con horror cómo la impunidad de esta gestión ha trasvasado límites insospechados con estas declaraciones nada casuales ni inocentes que lo único que hacen es confirmar la pertenencia ideológica fascista con la que se mueve tanto el gobernador como su gabinete”, manifestaron desde estos colectivos humanitarios.

Al respecto, los integrantes de estos organismos indicaron que “si no fuera por el momento crítico para la salud mundial que se está atravesando, agrupaciones de derechos humanos, sindicales, barriales, estudiantiles y partidarias de todo el país estarían participando de la marcha para repudiar lo que ocurrió entre la noche del 20 y la madrugada del 21 de julio” de 1976.

Recordaron que La Noche del Apagón fue un operativo de “fuerzas conjuntas represivas que contó con la participación de los propietarios del ingenio Ledesma", entre ellos el empresario Carlos Pedro Blaquier, quien a los 93 años espera un fallo de la Corte para saber si debe responder por esos hechos en un juicio oral.

Asimismo acusaron a Morales de aprovecharse de “la situación epidemiológica del departamento Ledesma, para deslizar, sin ningún tipo de reparos, dichos que bien podrían haber estado en boca de los genocidas que hoy transitan sus días detenidos o sentados en el banquillo de los acusados por delitos de lesa humanidad”.

Por otra parte rechazaron la “postura caudillesca” del gobernador y dirigente de la UCR, quien emitió “gran cantidad de expresiones xenófobas, racistas y estigmatizadoras hacia los sectores populares”, mediante los informes del COE".

Sin embargo, los organismos recordaron que cuando el gobernador hizo referencia al “incumplimiento por parte del sector empresarial de los protocolos establecidos en el marco de la pandemia, sus dichos han sido casi una súplica” hacia las patronales.

Los organismos de derechos humanos ratificaron la “lucha sostenida e inclaudicable” para “resistir represiones, injusticias, impunidad, y también este tipo de expresiones, como la que Morales manifestó en el informe del COE”.

Finalmente, estos colectivos que obtuvieron múltiples adhesiones de diversas de organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles y políticas, hicieron un llamado de “reflexión” a las autoridades del Gobierno provincial.

“Nos preocupa enormemente que un Gobierno elegido en el marco de un régimen democrático, naturalice y quiera utilizar como herramienta de gobierno una política de facto. De ninguna manera dejaremos pasar o banalizar este tipo de expresiones que laceran la memoria, la verdad y la justicia”, concluyeron. (Télam)