politica

Recuperación económica y consensos políticos, ejes de los debates en el Consejo de las Américas

Por Agencia Télam

27-08-2020 02:00

La recuperación económica del país en la pospandemia y la necesidad de "consensos" en el diálogo político fueron los ejes centrales de las exposiciones de funcionarios nacionales y porteños durante la tradicional reunión anual del Consejo de las Américas, que se realizó esta mañana por primera vez en forma virtual por las restricciones sanitarias por el coronavirus.

En su exposición, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó que la Argentina "empieza a repuntar en tiempo récord" en un contexto de pandemia y afirmó que el país se encuentra en el "sendero de la recuperación económica" con "actividades y rubros donde ya se está sintiendo" ese proceso.

"El mundo, independientemente de cuidar a sus ciudadanos, ha sufrido una caída del producto. En Argentina también ha sucedido. Sin embargo, empieza a repuntar en tiempo récord, acelerado. Estamos en el sendero de la reactivación económica en nuestro país. Hay actividades que ya lo están sintiendo", destacó el funcionario nacional en el marco de la reunión.

Asimismo dijo que "hay sectores que ya se están dinamizando a niveles superiores del año pasado", y agregó: "Sabemos que estamos en una recuperación porque tenemos indicios en la toma de créditos, en los créditos al consumo, en el Programa Ahora 12 que también muestra cómo va evolucionando" la situación.

Asimismo, Cafiero indicó que es fundamental tener "espacios de debate porque va a suponer que nos podamos sentar y pensar sin hiperideologización", lo cual "trajo un sistema que fracasó", y exhortó a "dejar de lado los juegos de suma 0", ya que "cuando uno tiene que desarrollar un programa no llevan a ningún resultado".

En ese marco, propuso "debatir sobre las tres sostenibilidades: la económica para tener un desarrollo económico sustentable, la sustentabilidad social para que ese desarrollo económico genere empleo para salir de la pobreza y la sostenibilidad ambiental para cuidar las casa común, los recursos naturales".

Previamente, expuso el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien dijo que "no" hay "lugar para divisiones, menos en un momento" de pandemia y defendió el "trabajo en equipo" junto a la Nación, a pesar de reconocer diferencias en temas como la reforma judicial y el regreso de alumnos a las escuelas de la ciudad de Buenos Aires.

"Trabajamos muy coordinadamente con el Gobierno nacional y de la Provincia, aunque somos de partidos diferentes, pero la política queda de lado. Estamos trabajando cien por ciento en equipo", remarcó el funcionario porteño.

"No hay lugar para divisiones en este momento y se necesitan consensos duraderos y sentar las bases para un crecimiento sostenible por 30 años, que solo se logrará cuando se encuentre un consenso más amplio" basado en "entender al otro, acercar posiciones, en algunas cosas conceder y buscar puntos en común", evaluó.

En su disertación, Rodríguez Larreta mencionó las diferencias de criterio entre Nación y Ciudad, luego de que ayer el ministro de Educación, Nicolás Trotta, rechazara la implementación del plan "Conectate en la Escuela" presentado por la Ciudad de Buenos Aires, que buscaba abrir espacios informáticos en las escuelas, que permitan la concurrencia de alumnos que perdieron el vínculo con los docentes desde el inicio del aislamiento.

Y marcó también la otra diferencia que mantiene actualmente con el Gobierno nacional, en relación al proyecto de reforma judicial que será debatido esta tarde en el Senado: "Estoy convencido que es un reforma judicial que requiere un debate más profundo y un consenso más amplio, lo dije públicamente y lo sostengo hoy", aseveró.

Por otra parte, el canciller Felipe Solá aseguró ante el Consejo de las Américas que el país debe "incrementar la exportación de productos de valor agregado", y sostuvo que el comercio internacional "es parte de la recuperación" que el Gobierno "anhela" para la economía argentina.

Solá indicó que las exportaciones argentinas "llegaron a los 85 mil millones de dólares y ahora están en alrededor de 65 mil millones, y debemos aumentarlas".

El Canciller también destacó la inversión de Estados Unidos en Argentina al afirmar que "es el primer inversor en el país, con 17 mil millones de dólares y apostamos a que esta cifra aumente tras la pandemia".

A su turno, el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, ponderó la carta de intención enviada ayer por el ministro de Economía, Martín Guzmán, al FMI para reabrir las negociaciones y lograr un nuevo programa de asistencia financiera.

Argüello destacó de la misiva "el reconocimiento del diálogo constructivo y la buena sintonía con las autoridades del Fondo y la necesidad de no repetir los errores de programas pasados, en particular los stand-by de la administración anterior, tan mal diseñados y perjudiciales a los intereses del país".

"Si gana nuevamente Donald Trump las elecciones, buscaremos mejorar la ya buena relación que hemos construido y, si el pueblo de Estados Unidos decide otra posición, buscaremos generar el mismo nivel de entendimiento recíproco", manifestó.

También participaron del encuentro virtual los titulares del Banco Central, Miguel Pesce, de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Jorge Di Fiori, del Consejo de las Américas, Susan Segal, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien sostuvo que Argentina "necesita un nuevo consenso social y productivo para salir adelante".

Pesce, en tanto, remarcó el "éxito" que tuvo el proceso de emisión monetaria realizada para mitigar los efectos de la pandemia, que alcanzó a 1,5 billón de pesos, al subrayar que esa decisión "no generó un crecimiento de la inflación, sino todo lo contrario".

"Argentina está haciendo un buen trabajo" para controlar la pandemia de coronavirus, consideró, por su parte, Segal, tras destacar la coordinación de los gobiernos nacional, porteño y de las provincias.

(Télam)