politica

Raverta explicó que la segunda cuota del IFE se cobrará con un sistema bancarizado

La directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta, anticipó que habrá un cronograma paulatino para evitar mandar a nueve millones de personas juntas a la calle. El IFE corresponde a trabajadores y trabajadoras informales o de casas particulares y a monotributistas sociales o de las categorías A y B.

Por Redaccion GLP

03-06-2020 02:43

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de Anses (Anses), Fernanda Raverta, anticipó que la segunda cuota del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se cobrará con un sistema bancarizado.

Según contó, habrá un cronograma paulatino para evitar “mandar a nueve millones de personas juntas a la calle”.

Informó que “Para quienes no tienen CBU vamos a hacer que vayan al banco para que, además de los diez mil pesos, se vayan con una cuenta así logramos bancarizar a los 9 millones de argentinos y argentinas que hoy reciben el IFE”.

Asimismo, recordó que no habrá una nueva inscripción y que, de los 14 millones de personas que se anotaron en un primer momento, fueron casi 9 millones los que cumplieron con los requisitos para cobrar el ingreso de emergencia.

En tanto, el Gobierno confirmó que desde el próximo 8 de junio los más de 8 millones de beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) volverán a cobrar los $10.000 para enfrentar los efectos de la cuarentena.

Vale decir que quienes cobraron el bono de $10.000 en su primera emisión no necesitarán anotarse otra vez para cobrar el refuerzo. Raverta dijo que el universo de beneficiarios sería el mismo que ya accedió a la primera ronda.

Raverta explicó que el cronograma de pago se pondrá en marcha el próximo 8 de junio mediante el pago a aquellos receptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que recibirán ambos beneficios en forma conjunta. Esa etapa se extenderá hasta el 22 de junio.

Posteriormente, entre el 23 de junio y el 6 de julio, se estableció que cobrarán quienes puedan informar una Clave Bancaria Uniforme (CBU) para poder recibir el pago en una cuenta bancaria. Y luego, se comenzarán a pagar los $10.000 a aquellos beneficiarios no bancarizados