politica

Procesaron a un exjefe de inteligencia militar por la desaparición y la muerte de un arquitecto

Por Agencia Télam

06-08-2020 07:45

La Cámara Federal de Salta procesó al excapitán del Destacamento de Inteligencia 143 del Ejército Ricardo Ernesto Elicabe, por la desaparición y muerte del arquitecto Juan José Figueroa Elías, ocurrida el 21 de octubre de 1977, durante la última dictadura militar, en la capital salteña.

Voceros judiciales indicaron que la medida de esa cámara, integrada por los jueces Mariana Catalano, Guillermo Elías y Alejandro Castellanos, surgió a partir del planteo del fiscal federal Eduardo Villalba, que interpuso un recurso para revertir la falta de mérito dictada por el Juzgado de Instrucción interviniente.

De esta manera, dispuso el procesamiento de Elicabe por la desaparición y muerte del arquitecto Figueroa Elías.

El hecho ocurrió el 21 de octubre de 1977, en inmediaciones de la calle Belgrano al 1400 de la ciudad de Salta, cuando un grupo armado introdujo a la víctima en el baúl de un automóvil, tras lo que no se supo de su destino final y permanece en la actualidad en calidad de desaparecido.

El giro de la condición procesal del exmilitar, quien dirigía el denominado "Grupo de Actividades Especiales de Inteligencia", responde a una apelación presentada por el fiscal Villalba, ante la falta de mérito dictada en favor del imputado, el 5 de octubre de 2018, por el juzgado de instrucción.

El exjefe militar fue procesado como autor mediato del delito de "privación ilegítima de la libertad cometida con abuso funcional agravada por el empleo de violencia y amenazas, todo ello en concurso real con homicidio agravado por alevosía, premeditación y por ser cometido por dos o más personas".

En su planteo ante la Cámara Federal, Villalba indicó que el juez consideró que "el Destacamento de Inteligencia 143 no tuvo participación en la denominada lucha antisubversiva", y que "no existen elementos de juicio suficientes para sustentar la intervención de los hechos del citado Destacamento y en particular del imputado".

Para rebatir esta postura, Villalba indicó que las funciones que cumplieron estas unidades militares y la denominada "comunidad informativa" conformaron el "núcleo mismo del sistema represivo instaurado" en esos años.

"La información de inteligencia era la que orientaba el accionar de los grupos de tareas, encargados de perpetrar los secuestros y desapariciones forzadas", explicó el fiscal.

Villalba señaló que la autoría mediata de Elicabe en el hecho quedó probada con grado de certeza, y que el imputado se encontraba en la cadena de mando a través de la cual se transmitió la orden que determinó el secuestro y posterior desaparición de Figueroa Elías, y que efectivamente el imputado tenía bajo su mando al agente secreto individualizado por testigos como el autor material del hecho.

Los jueces entendieron que en vista de los testimonios coincidentes de los allegados a la víctima, los distintos expedientes que se tramitaron para dar con el paradero de la víctima dan por "acreditado el secuestro y posterior desaparición de Figueroa Elías, fundado en motivos políticos por ser considerado enemigo subversivo".

Los camaristas manifestaron que, a partir de las pruebas y argumentos esgrimidos por la fiscalía, puede "inferirse que el secuestro y posterior desaparición de Figueroa Elías fue producto del actuar de los militares en cumplimiento con las directivas -genéricas o especificas- emanadas del Destacamento de Inteligencia 143".

En ese sentido, dieron como probable que la orden haya sido emitida por la Sección de Inteligencia, "no pudiendo su titular (Ricardo Elicabe) ser ajeno a los acontecimientos". (Télam)