politica

Pitrola consideró que Altamira quiere volver a una conducción personalista en el Partido Obrero

Por Agencia Télam

02-07-2019 05:15

El precandidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda Unidad y referente del Partido Obrero (PO), Néstor Pitrola, acusó a Jorge Altamira de pretender “volver una conducción personalista” de ese espacio, y aseguró que “ningún militante fue expulsado” de esa fuerza de orientación trostkista.

“El partido definió en abril una línea para la campaña en Frente de Izquierda que fue aprobada por el 80 por ciento de los delegados. El grupo de Altamira perdió con la postura que llevó a ese debate y no lo aceptó. Pareciera que quisiera volver a la conducción personalista que el PO tuvo durante años bajo su liderazgo”, señaló Pitrola en declaraciones a Télam.

La controversia entre Altamira y la actual conducción del PO se suscitó a raíz de una decisión que tomó un grupo de 300 integrantes del espacio, encabezados por el ex candidato presidencial y el dirigente porteño Marcelo Ramal.

Este grupo decidió lanzar una campaña presidencial por “fuera de las resoluciones partidarias y del Frente de Izquierda”, que consistió en el lanzamiento de la consigna “Fuera Macri”.

“Creemos que estamos ante dos polos: el Gobierno de (Mauricio) Macri y la fórmula que forman Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Ambos proponen una salida funcional a las políticas del FMI y es lo que denunciamos. Esa es la línea que definió el partido y el frente, que sobre esa base amplió su composición de cara a estas elecciones”, remarcó.

En ese sentido, Pitrola aseguró que los militantes que acompañaban a Altamira intentaron financiar esta campaña con recursos partidarios, algo que los coloca “por fuera de la unidad de intervención” que debe tener un partido de clase.

Altamira aseguró haber sido expulsado del PO por parte de la conducción que actualmente encabezan Pitrola, la precandidata a vicepresidenta Romina Del Plá y el legislador porteño Gabriel Solano, algo que desde el partido insisten en negar.

“Altamira se retiró del Comité Central en 2015 y desde entonces plantea sus disidencias y las llevó a este punto. De todos modos, no se expulsó a nadie del partido. A los únicos que podríamos echar es a los traidores de la clase obrera. Queremos tener a todos nuestros militantes, pero definimos una postura y eso se debe respetar”, subrayó.

Mañana, a partir de las 11, en la sede partidaria de Bartolomé Mitre 2162, la conducción del PO ofrecerá una conferencia de prensa para explicar la postura que tiene esta fuerza en relación a esta cuestión. (Télam)