politica

Peidro aseguró que el gobierno procura apoyo sindical para la renegociación de la deuda

Por Agencia Télam

20-12-2019 08:15

La conducción nacional de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), que lidera el visitador médico Ricardo Peidro, aseguró hoy que la convocatoria de la víspera del gobierno a los espacios sindicales obedeció a la necesidad oficial de procurar apoyo y respaldo del movimiento obrero para "la renegociación de la deuda".

La CTAA, la de los Trabajadores del docente Hugo Yasky y la CGT, además de otros espacios gremiales como el moyanismo y la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) del bancario Sergio Palazzo dialogaron ayer con funcionarios durante algo más de tres horas.

"Se discutió una variada agenda de temas de vital importancia. El principal fue el de la deuda externa. Hubo coincidencias respecto de que no se abonará en los términos planteados por el gobierno anterior. El Ejecutivo se sentará a discutir de forma firme con los acreedores y el Fondo Monetario Internacional (FMI)", aseguraron Peidro y los secretarios adjuntos de la CTA Autónoma, Hugo Godoy y Claudia Baigorria.

El encuentro fue presidido por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y participaron también los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, además del secretario de Desarrollo Estratégico, Gustavo Béliz.

La CTAA señaló que para la discusión con los acreedores en esos términos "el gobierno solicitó el apoyo y respaldo de todos los sectores, ya que se impone evitar que se agudice la crisis para las capas de la población más vulnerables y la clase trabajadora".

"Además, el gobierno aseguró que no procura suspender las negociaciones paritarias y que el aumento se otorgará a todos los trabajadores privados a cuenta de futuras mejoras. La CTAA planteó la convocatoria inmediata convencional, ya que esa mejora no alcanzará a los estatales, y no pueden existir diferencias con el personal privado", afirmó Peidro.

Según el dirigente, el gobierno aseguró que el aumento para el Estado es "una atribución del Ejecutivo", y que "se aplicará con un criterio similar luego de la aprobación de la Ley de Emergencia", en tanto las centrales ratificaron su "preocupación" por "el hambre" y convinieron la conformación de "un frente y unir esfuerzos con los movimientos sociales, culturales y empresariales, con el eje puesto en la redefinición del pago de la deuda".

"Las deudas se pagan. Las estafas no", puntualizó Peidro, quien reseñó que en el encuentro el movimiento obrero reclamó que el gobierno contemple en la Emergencia Sanitaria a las obras sociales, ya que fueron desfinanciadas por "el aumento de las prestaciones y de los medicamentos y por la pérdida de poder adquisitivo salarial". (Télam)