politica

Para Posse, el Presidente no pudo abrir más la cuarentena por el aumento de casos en asentamientos

Por Agencia Télam

09-05-2020 11:30

El intendente de San Isidro, el radical Gustavo Posse, consideró hoy que el aumento de contagios de coronavirus en los barrios populares "torció la intención" del presidente Alberto Fernández de dar una mayor apertura del aislamiento social en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense.

"En mi opinión, la fuerte llegada del virus a los asentamientos torció la intención que tenía el Presidente de ser más aperturista con la totalidad del país, incluyendo a la ciudad y el Gran Buenos Aires", expresó Posse en diálogo con FM Milenium.

El jefe comunal de Juntos por el Cambio agregó que la decisión presidencial de continuar con la cuarentena estricta en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se basó "también en el dato de que ahora más del 80% de los casos a nivel país se dan en esa zona".

En tanto, Posse se mostró "agradecido con la puesta en marcha de la cuarentena en marzo pasado por el Presidente" porque en San Isidro tuvieron "más de 5000 viajeros que volvieron del exterior, y a raíz de ello", encabezan la lista de contagios.

En ese sentido, afirmó que ahora, tras el aislamiento, "tenemos unos 55 casos, con 30 ya recuperados, y eso se logró con la cuarentena, que aquí la gente la cumplió muy bien".

Recordó que en su municipio ya hay "varias actividades comerciales y de empresas habilitadas para funcionar, tras la aprobación de protocolos por parte del gobierno bonaerense".

No obstante, Posse aseguró que "la gastronomía es un sector que está sufriendo mucho, porque no se pueden abrir bares y restaurantes para que la gente concurra, ahora solo pueden defenderse con el delivery o el take away" y estimó que será "seguramente uno de los últimos rubros en volver a la normalidad".

Finalmente, el alcalde destacó la asistencia financiera a los municipios bonaerenses desde el comienzo de la cuarentena por parte del gobierno que conduce Axel Kicillof, ante la baja de recaudación en las tasas comunales y los fondos de la coparticipación.

"Hay que decirlo, el gobierno provincial distribuyó primero unos 1000 millones de pesos en un aporte directo que se repartió entre todas las jurisdicciones, y luego otorgó otros 3000 millones en un crédito a tasa cero de interés, que se va a devolver en los próximos meses", concluyó Posse. (Télam)