politica

Mujer declaró sobre el secuestro y muerte de tres estudiantes de la UNS en el juicio de la Triple A

Por Agencia Télam

01-09-2020 05:00

Gladys Haydé Elvira, ex estudiante de la Universidad Nacional del Sur, declaró hoy por videoconferencia en el juicio de lesa humanidad que se sigue en Bahía Blanca por los delitos que la Tripe A cometió en esa ciudad entre 1974 y 1975, y en su testimonio contó que José Alberto Surace, Julio Alberto García y Gabriel Raymundo Ganuza, tres de sus compañeros, que fueron "golpeados, torturados y ametrallados" en hechos que son investigados en esta causa.

La testigo declaró desde la ciudad de Viedma, en Río Negro sobre los tres estudiantes que se presume que fueron victimas de la Triple A, y cuyos cuerpos aparecieron sin vida en la ruta nacional 35, en diciembre de 1975.

La mujer brindó su testimonio en el marco del juicio en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados.

"Conocí a José Surase en 1971 en el momento en que él ingresaba a la Universidad Nacional del Sur a estudiar geología en Bahía Blanca, yo estaba en el secundario, José vivía con Julio García y (Gabriel) Ganuza en Zapiola 659 y era militante de la Juventud Universitaria Peronista, militancia que comenzó un año después", narró ante el Tribunal.

La testigo sostuvo que Surase "tuvo una militancia vinculada con las cuestiones de la carrera como el reclamo de cambio de planes de estudio, el aumento del boleto del comedor universitario y más tarde participando de la lista del centro de estudiantes".

"Yo llegué a Bahía Blanca en febrero del 75 también a estudiar geología a la Universidad del Sur y ese mismo mes asumió la intervención Remus Tetu", señaló al recordar que había que rendir examen de ingreso y en los pasillos "eran centenares de estudiantes y en las facultades estaba lleno de matones" que respondían a las autoridades de la gestión.

"Andaban de a uno a dos, eran hombres de civil, totalmente diferentes a la población estudiantil, de pelo más corto, con armas en la cintura, que hacían ostentación intimidándonos", aseguró.

La mujer afirmó que poco después de ingresar a la Universidad había ido a vivir "Atilio Casadey, primo de Julio García" a la casa de la calle Zapiola y que el 5 diciembre "habíamos estado con los padres de José que habían ido a visitar a su hermana y escuchamos por radio que había explotado una bomba, no me acuerdo si había estallado en una radio, en una comisaria o en un diario".

"José contó 'esta noche hay redada seguro'. Y la hubo. Fue en Zapiola 659. Esa noche cuando me iba de la casa de Zapiola a mi departamento a tres o cuatro cuadras de ahí, José me acompañó, serían las 23.30".

La testigo también reseñó que al día siguiente Atilio (Casadey) le contó que "habían entrado entre cinco y seis hombres armados, que lo golpearon y lo taparon con una almohada y lo amenazaron y que se llevaron a los chicos como estaban, en ropa interior, descalzos y que lo sacaron dormidos de la cama".

En su testimonio la mujer sostuvo que posteriormente con el padre de José Surace fueron a la comisaría segunda de Bahía Blanca donde "le contestaron con total naturalidad hay tres cuerpos masculinos sin identificar en Villa Iris".

Elvira indicó que "en la comisaría había un cura, el médico y los policías, como gritaba que quería verlos, me subieron en una camioneta blanca doble cabina dos policías y detrás vino corriendo el médico".

"Cuando nos quisimos acordar estábamos yendo por una huella como de campo, empezó a aparecer el paredón blanco, estábamos en el cementerio y en una dependencia había dos policías parados y entramos, ahí estaban los tres", sostuvo.

"Primero me desvanecí, el médico me asistió y cuando me recuperé volví para certificar que lo que había visto fuera cierto, me dijeron que diga el nombre de los chicos", expresó.

La testigo agregó que "no los fusilaron, los torturaron, lo golpearon y los ametrallaron" al señalar que "eso hicieron con todos los compañeros, con las 24 víctimas de este juicio".

(Télam)