politica

Milagro Sala no es una presa política, destacó el fiscal de Estado de Jujuy

Por Agencia Télam

19-01-2019 11:15

El fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda, afirmó hoy que no se está "en presencia de una presa política", al referirse a la dirigente Milagro Sala, condenada el lunes último a 13 años de prisión por ser considerada jefa de una asociación ilícita, y por fraude y extorsión, en el juicio denominado "Pibes Villeros", que investigó el desvío de fondos públicos.

Miranda, en diálogo con radio Continental, explicó que sobre Milagro Sala "hay un fallo dictado por una justicia independiente y está ajustado a derecho. Se ha garantizado el debido proceso y la defensa en juicio. No estamos en presencia de una presa política".

Además, el funcionario judicial destacó que "en Jujuy se ha recuperado la paz social, se han establecido reglas nuevas de convivencia. Los jujeños somos los principales testigos de cómo se ha vivido durante años, en los que los planes de lucha eran violentos, con toma de edificios públicos y privados y cortes de calles".

En la causa denominada "Pibes Villeros" se investigó a 30 acusados por asociación ilícita, fraude a la administración y extorsión, entre ellos ex funcionarios provinciales y cooperativistas, acusados de defraudar al Estado en unos 60 millones de pesos cobrados por cooperativas para construir viviendas sociales y núcleos húmedos en las ciudades de San Salvador de Jujuy, Palpalá y San Pedro.

De acuerdo a la sentencia emitida por el Tribunal Oral en lo Criminal 3, además de Milagro Sala, unos 15 imputados deberán cumplir penas de entre 2 a 8 años de prisión

En tanto, el martes pasado, el juez jujeño Isidoro Cruz ordenó una nueva prisión preventiva para la referente de la Tupac Amaru, en este caso en la denominada "Megacausa", que investiga el presunto desvío de fondos públicos para la construcción de viviendas.

El magistrado aceptó así el pedido del fiscal Diego Cussel, que ya actuó en la causa "Pibes Villeros”,

Sala cumple prisión domiciliaria en su casa ubicada en el barrio Cuyaya, de la capital jujeña, con pulsera electrónica.

Según el fiscal Miranda, la organización Tupac Amaru, que comandaba Milagro Sala y que fue intervenida y reorganizada por el gobierno del radical Gerardo Morales, "ha recuperado su actividad cooperativa normal".

"La mayoría de las cooperativas está funcionando, en el área textil y metalúrgica, con los mismos cooperativistas que estaban en aquel momentos y eran extorsionados por el círculo íntimo de Milagro Sala", aclaró Miranda. . (Télam)