politica

Madre de joven asesinado aseguró, en el juicio Triple A en Bahía Blanca, que su hijo fue torturado

Por Agencia Télam

29-10-2020 07:15

Marcela Egües, la madre de Luis Jesús García, un joven activista gremial presuntamente secuestrado y asesinado por integrantes de la Triple A, declaró hoy en el juicio por delitos de lesa humanidad que se sigue por crímenes cometidos por esa organización parapolicial en Bahía Blanca durante los años '70, y aseguró que a su hijo "fue tremendamente torturado" antes de ser ejecutado.

Ergües declaró en el debate oral de la causa en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados.

La mujer brindó su relato en el marco de una videoconferencia transmitida por el canal de audiovisuales de la Universidad Nacional del Sur.

"Él trabajaba en la construcción. Ahí ve la necesidad de organizarse con los compañeros porque no tenían guantes, botines, iban a trabajar como podían. A través de las asambleas votaban para parar las obras y conseguir esos materiales, lo habían amenazado en la rotonda de Bahía y no me contó nada" declaró Marcela, y agregó que su hijo trabajaba en la empresa Interamericana.

"Nunca pensé lo que iban a hacer, la masacre que iban a hacer con mi hijo, lo torturaron tremendamente, tenía 18 años. Vivía con mi cuatro hijos, él llegó de su militancia descompuesto con dolor de estómago, nos acostamos y alrededor de las 3 y algo de la mañana lo vinieron a buscar", narró ante los jueces del tribunal.

"Pensé que lo iban a tomar detenido, salimos yo y mi hija a buscarlo, recorrimos todas las comisarías de Bahía Blanca, no quedó una y en la de la avenida Alem nos estaban esperando armados", expresó.

Al hablar sobre el velatorio y funeral de su hijo, la mujer dijo que "la prensa dice que eran 30.000 personas que acompañaron a mi hijo, la CGT mandó coronas, las cuales las rompimos y después no pude hablar, quedé muda".

También dijo que al mes y debido a las amenazas, se tuvo que ir, al afirmar que "fue una persecución terrible".

"Fui amenazada en la calle Don Bosco y Entre Ríos, me estaba yendo de Bahía Blanca cuando vinieron, estaban armados, me dicen andate hija de puta porque hoy si que te limpiamos. Me quedé helada", dijo.

"Entonces agarro el bolso, lo dejé en la casa de una chica que conocía y de Bahía Blanca, me voy con la ropa puesta y no pude sacar ni una aguja de mi casa, nada", expresó.

La mujer afirmó: "dónde estuvo durante 40 años la Justicia, dónde estuvo, eso me pregunto, por qué tanta complicidad hubo con el caso de mi hijo, tenía 18 años y lo masacraron, lo torturaron y lo tiraron en la ruta, es una vergüenza, no fueron capaces de nada".

La madrugada del 22 de septiembre de 1974 un grupo de hombres con ametralladoras y armas cortas ingresaron violentamente a la casa de Jujuy y Entre Ríos del barrio Noroeste, donde García vivía con su madre y sus hermanas.

Por la mañana, el cuerpo de García fue hallado junto a un camino de tierra perpendicular en el kilómetro 704 de la ruta 3. (Télam)