politica

LAGOMARSINO PIDIÓ QUE PERITOS DECLAREN COMO TESTIGOS EN LA CAUSA QUE INVESTIGA LA MUERTE DE NISMAN

Más detalles en la nota.

Por Agencia Télam

31-12-2019 08:15

La defensa del técnico informático Diego Lagomarsino, procesado como partícipe del presunto homicidio de Alberto Nisman, solicitó que sean llamados a declarar como testigos los peritos que participaron de los distintos peritajes realizados en la causa, en la que se investiga la muerte del fiscal de la causa AMIA.

Los abogados Gabriel Palmeiro y Martín Chasco insistieron en una medida que aún no fue realizada y que implicaría que tanto los peritos del Cuerpo Médico Forense como los de Gendarmería, que arribaron a conclusiones contrapuestas, brinden testimonio sobre los estudios que llevaron adelante.

“Esta parte entiende que la presente investigación ha llegado a una meseta, no habiéndose dilucidado nuevas pruebas conducentes al descubrimiento de la verdad, habiendo incluso en este sentido solicitado oportunamente que se clausure la instrucción, procediéndose a elevar la causa a juicio oral”, sostuvieron los abogados de Lagomarsino en el escrito al que accedió Télam.

“Sendos planteos de esta defensa técnica han caído en saco roto”, sostuvieron los letrados en la presentación que realizaron ante la fiscalía de Eduardo Taiano, quien tiene delegada la investigación que se encuentra radicada ante el juzgado de Julián Ercolini.

La defensa de Lagomarsino solicitó que sean citados a prestar declaración testimonial de los “peritos integrantes del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación” Roberto Godoy, Fernando Trezza, Héctor Enrique Di Salvo, entre otros.

También solicitó que sean citados “peritos que intervinieron en la realización de la pericia psicológica” y los peritos integrantes de la de Gendarmería Nacional Argentina entre los que se encuentran Orlando Caballero y Alejandro Piñeiro, que dirigieron el trabajo de esa fuerza en la causa.

Los abogados de Lagomarsino también solicitaron que sean llamados como testigos los peritos de su defensa y de la querella que en su momento estuvo encabezada por la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

Lagomarsino había sido procesado en diciembre de 2017 por el juez Ercolini, quien consideró que el acusado había aportado un "arma amiga" para que el supuesto asesinato de Nisman, pudiera hacerse pasar como un suicidio.

Lagomarsino, quien asesoraba a Nisman en temas informáticos, reconoció en más de una oportunidad ser el dueño del arma de la que salió el disparo que mató al fiscal, aunque siempre sostuvo que el juez se la había pedido prestada.

Para el juez, Lagomarsino se valió de su vínculo con Nisman, que "no era una simple conexión laboral y/o funcional", para hacer ingresar a la que sería la escena del crimen, un "arma `amiga´ que permitiera posteriormente una simulación de un suicidio".

La hipótesis de que Nisman fue asesinado se instaló en el expediente a partir del informe pericial multidisciplinario elaborado por la Gendarmería Nacional, en el que se afirmó que "la muerte violenta de quien en vida fuera el señor Natalio Alberto Nisman, se trató de un homicidio". (Télam)