politica

La jueza Castagno ordenó la restitución del campo a los hermanos varones de la familia Etchevehere

Por Agencia Télam

29-10-2020 03:15

La jueza María Carolina Castagno ordenó hoy el "reintegro en forma inmediata" del predio Casa Nueva, en la provincia de Entre Ríos, a los hermanos varones de la familia Etchevehere, en el marco del conflicto que mantenían con su hermana Dolores, y ordenó a la policía provincial el desalojo de sus ocupantes.

En una resolución leída esta mañana en los tribunales entrerrianos, la magistrada resolvió "restituir el campo" y "disponer el reintegro en forma inmediata del predio, con cuidado de las personas y bienes, solo acudiendo a las fuerzas en caso de que se torne indispensable".

En la parte resolutiva del fallo, la jueza Castagno dispuso hacer lugar a los recursos de apelación que habían sido interpuestos por la fiscalía y la querella, que habían cuestionado la resolución del juez de La Paz Raúl Flores, quien había rechazado el desalojo.

"Siempre, cada vez que yo trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, siempre la Justicia de Entre Ríos, favorece a los corruptos, aceptas sus ordenes: No voy a salir de acá, me van a sacar muerta", expresó hoy Dolores Etchevehere, tras conocerse el fallo.

Dijo además que la resolución judicial es una muestra de que "la Justicia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos" y un "ejemplo" de lo que ella vivió en los últimos "11 años de calvario", en un audio difundido por uno de sus abogados, Juan Grabois.

En tanto, los miembros del Proyecto Artigas anunciaron que "van a respetar las decisiones de la Justicia" y apelarán el fallo de Castagno.

"Como lo dijimos siempre, respetamos las decisiones de los organismos democráticos y de la ley, y por supuesto que no compartimos la mirada de esta jueza. Apelaremos para que intervenga el tribunal superior", afirmó uno de sus abogados, Facundo Taboada en declaraciones a la Radio AM 750.

Grabois anunció a través de su cuenta de Twitter que a las 15 realizarán "declaraciones públicas con nuestra posición sobre el fallo adverso y los pasos a seguir desde el Proyecto Artigas".

La jueza falló "disponer el reintegro inmediato" del campo Casa Nueva a Las Margaritas S.A., en la persona de Leonor Marcial de Etchevehere, que junto a sus tres hijos varones había pedido el desalojo del campo familiar, argumentando que había sido usurpado ilegalmente el pasado 15 de octubre.

Asimismo, ordenó a la Policía de Entre Ríos iniciar el lanzamiento (desalojo) y "hacer cesar el delito de manera inmediata, con el mayor cuidado de las personas y los bienes, identificando a los ocupantes".

Tras conocerse el fallo, Luis Etchevehere, exministro de Agricultura del Gobierno de Mauricio Macri y uno de los dueños del campo, aseguró que "es importante no perder la calma", y pidió que este caso "sirva para que la gente pueda confiar en la justicia y en el derecho".

"Nosotros vamos a esperar afuera hasta que salga el último usurpador y recién ahí vamos a entrar a nuestra casa", apuntó ante los medios apostados frente a la tranquera del campo familiar.

A su turno, Leonor Etchevehere afirmó que "acaba de concluir una aventura política y la justicia definió que esto era una usurpación".

"El Gobierno nacional y el de Entre Ríos usaron a mi hija como un instrumento", agregó, y se mostró confiada en que "la familia finalmente se va a unir".

La titular del PRO, Patricia Bullrich, quien siguió el fallo junto a los hermanos Etchevehere en una carpa montada frente al campo, aseguró por Twitter que la decisión judicial constituye "un verdadero acto de Justicia" y "es un precedente para frenar otras usurpaciones en el país. Sobre este tema no puede haber grises: yo estoy del lado de la ley, siempre. Es importante que el Gobierno se ponga del lado de las víctimas y no del delito".

A las 15, en tanto Grabois anunciará su posición sobre el fallo adverso y "los pasos a seguir desde el Proyecto Artigas", la iniciativa agro-ecológica que pretenden desplegar en la parte del campo reclamada por su clienta.

Grabois había manifestado que los hermanos Etchevehere tienen "una ambición patológica" y opinó que "saben generar el aparato de las fake news, donde quisieron transformar un conflicto legal o de familia en una situación inexistente en la que se supone que están cuestionando la propiedad de un chacarero".

"Hubo muchos años de denegación de acceso a la Justicia para Dolores (Etchevehere) hasta que pudimos aunar nuestros caminos", concluyó Grabois sobre el fallo conocido hoy.

Otro de los abogados de Dolores, Taboada, adelantó que se apelará la decisión judicial: "Vamos a apelar esta decisión de la jueza y eso es con efecto suspensivo hasta que decida el tribunal superior. No nos vamos a ir del campo".

Por su parte, la ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, señaló que desde el Gobierno provincial siguen "sosteniendo la necesidad del respeto por las decisiones judiciales".

La jueza Castagno, antes de leer la parte resolutiva de su fallo, hizo un detallado relato de lo ocurrido en el campo Casa Nueva, y analizó de manera pormenorizada toda la prueba documental aportada en la causa.

En este sentido, explicó que una medida cautelar como la que estaba en juego en el día de hoy "no exige la certeza sino la verosimilitud", citando jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Explicó que de la prueba aportada surge que el "dueño del campo es Las Margaritas S.A y su titular es Leonor de Etchevehere".

La jueza aclara que el fallo respecto del desalojo no abarca la cuestión de fondo -el pleito entre los hermanos sobre la herencia familiar- sino que se aboca a definir la pertinencia de la medida cautelar solicitada.

"Carece de toda relevancia la discusión sobre el título de propiedad o el estadío del proceso sucesorio. Tal conclusión habilita la procedencia de la cautela interesada, a saber, el reintegro inmediato de establecimiento rural", afirma la jueza en la parte sustancial de su resolución.

Aseguró que el ingreso de Dolores Etchevehere al campo familiar junto a un grupo de 40 personas, el pasado 15 de octubre, constituyó "un abuso de confianza".

"Resulta verosímil la posesión o tenencia que enarbola la denunciante", resume la jueza en torno del reclamo de Leonor Etchevehere al pedir el desalojo de su hija Dolores y el resto de los ocupantes del campo familiar.

Al referirse al ingreso al campo por parte de Dolores Etchevehere, el pasado 15 de octubre, la jueza afirma que lo hizo "acompañada por extraños a la familia y a la actividad productiva".

La jueza Castagno aclaró que el fallo que dispone el desalojo "no quiere decir que Dolores Etchevehere no tenga derecho a reclamar sus derechos sucesorios", aunque indicó que eso debe resolverse en otra instancia judicial. (Télam)