politica

La alianza de menemistas y la Ucedé, en 1989, dejó a De la Rúa con las manos vacías

Por Agencia Télam

09-07-2019 09:00

En 1989, el fallecido ex presidente Fernando De la Rúa, que entonces era senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires, volvió a triunfar en las urnas para revalidar la banca, pero no la pudo ocupar porque la alianza entre menemistas y liberales de la Ucedé en el Colegio Electoral entregó el puesto al peronista Eduardo Vaca.

De la Rúa deploró la maniobra, pero no tuvo otro remedio que resignarse a una operación de la que podía discutirse su legitimidad política, pero no su legalidad.

Así, volvió como diputado y jefe de la bancada radical en 1991; pasarían dos años para su retorno al Senado, desde donde encabezó la oposición radical a Raúl Alfonsín por su firma del Pacto de Olivos, que entre otras cosas habilitó la reforma constitucional de 1994 y la reelección de Menem en 1995.

Pero paradójicamente fue esa reforma la que terminó dándole a De la Rúa una oportunidad histórica, ya que al declararse la autonomía de Buenos Aires, y establecerse que su intendente sea designado por voto popular, en 1996 se convirtió en el primer jefe de Gobierno electo de la Ciudad Autónoma.

Obtuvo en aquella instancia el 40 por ciento de los votos, derrotando -en tándem con Enrique Olivera- al frepasista Norberto Laporta (26 por ciento) y al menemista Jorge Domínguez (17). (Télam)