politica

Kicillof afirmó que sería un desafío muy grande pelear la gobernación bonaerense

Por Agencia Télam

19-01-2019 03:45

El diputado kirchnerista Axel Kicillof admitió que sería "un desafío muy grande" pelear por la gobernación bonaerense pero aclaró que "falta tiempo" para hablar de candidaturas, y en cuanto al escenario político provincial, consideró "innecesario y oportunista" un eventual desdoblamiento de las elecciones en ese distrito.

Además, en una entrevista a Télam en Mar del Plata, señaló la necesidad de construir un "frente robusto y diverso" para enfrentar al gobierno de Mauricio Macri en las próximas elecciones y aseguró que existe una "necesidad de representación en el electorado.

La siguiente es una síntesis de la entrevista con esta agencia:

Télam -¿La oposición tiene capacidad de capitalizar ese deseo de representación del que habla?

Kicillof- Creo que el desencanto no se está transformando en odio a la política en general, sino en una muy baja imagen del gobierno y por eso están buscando una alternativa. Nosotros tenemos que darla.

T. - ¿Cuándo se van a empezar a definir candidaturas?

AK. - Me parece que se está tratando de acelerar la definición de candidaturas y el cierre de alianzas, pero primero hay que construir un gran frente político, social, de base, después un frente electoral y después definir candidatos. Creo que cualquier compañero puede ser candidato, en tanto hoy esté caminando en la vereda contraria del neoliberalismo de este gobierno.

T.- ¿Entran todas las fuerzas opositoras, algunas de las cuales acompañaron legislativamente al gobierno, en ese frente?

AK.- Yo suelo usar una frase de Perón: "Bienvenidos los rezagados". No hay problema con nadie, porque lo pide la sociedad, un frente robusto, sólido, pero también diverso.

T.-¿Hay lugar para una tercera fuerza de cara a octubre?

AK.- Me parece que no. Cuando te dicen "únanse", te están diciendo que no te disperses, que no presentes cinco alternativas y después haya un 70 por ciento de votos contrarios al gobierno desparramados.

T.-¿Qué dificultades encuentra para concretar esa expresión única?

AK.- En principio, implica que nadie puede vetar a nadie. Yo podría preguntarme si el que votó este presupuesto espantoso puede estar en un frente electoral. Y sí, puede. Pero obviamente tiene que expresar que no está de acuerdo con la situación.

T.-¿Qué impacto tiene la presencia o no de Cristina Fernández en ese armado?

AK.- Acá la sociedad tiene algo que decir: si Cristina es la dirigente opositora con mayor intención de voto, me parece que hay un error conceptual en hablar de una unidad de todos los opositores, pero sin ella. No le toca a un dirigente decir que aunque el 40 por ciento quiera votarla, hay que hacer una unidad sin Cristina. Después se verá qué papel puede ocupar.

T.- ¿Va a ser candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires?

AK.- Siempre es un gran desafío la provincia más importante pero, repito, falta tiempo para hablar de candidaturas. Yo vengo confrontando con (María Eugenia) Vidal, en mucha soledad, porque ella tiene una cobertura mediática y política muy fuerte.

T.-¿Es necesario un desdoblamiento de las elecciones en la provincia?

AK.- Creo que no. Está claro que Vidal querría desdoblar las elecciones para no tener el nombre de Macri en la boleta, porque él tiene 10 puntos de popularidad menos que ella. Creemos que es innecesario y oportunista, que no se ha discutido. Pero si legalmente consiguen desdoblarlas, iremos a las elecciones en el momento adecuado y las ganaremos.

T.- ¿Cómo analiza la aparición de Roberto Lavagna como posible candidato presidencial?

AK- Parece un operativo clamor. Hasta ahora Lavagna era un cuadro del massismo. Ahora no sé. Lo que me parece es que hay que buscar la generosidad de todos los dirigentes, sea Lavagna, sea (Sergio) Massa o el que sea: si quieren convertirse en opositores del gobierno de Macri y disputar sus políticas efectivamente, bienvenidos todos. Pero claro, si viene alguien a dividir, no sirve. (Télam)