politica

Kicillof acusó a la oposición de Cambiemos de jugar al circo político y apuntó contra Jorge Macri

Por Agencia Télam

30-12-2019 09:30

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró hoy que la oposición de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires decidió "jugar al circo político" y "romper las negociaciones que había en curso" para el tratamiento de la reforma tributaria presentada en la Legislatura.

"Han hecho un gran escándalo, un show, un circo con un cambio que lo que hace es respetar lo mismo que el año pasado", insistió en señalar el mandatario provincial, quien apuntó concretamente contra el intendente de Vicente López, Jorge Macri, a quien le adjudicó la decisión de romper la negociación y de adoptar una posición "muy extrema".

De esta forma, volvió a responsabilizar a Cambiemos por el fracaso del tratamiento del proyecto que, según indicó Kicillof en una entrevista publicada hoy por el portal de noticias Infobae.com, "propone mantener la recaudación del año pasado" y no la aumenta "ni un centavo en términos reales".

En este punto, volvió a negar que se trate de un "impuestazo" y dijo que, "en el caso del inmobiliario rural, solo 200 propietarios, de más de 2.000 hectáreas, tendrían un incremento mayor a la inflación y, si pagan en una cuota, no lo tendrían".

"Hay que explicarle a la sociedad la gran mentira que dijo la oposición para justificar una actitud que tiene que ver con usar el peso de su mayoría en el Senado, no dejar sesionar y dejarnos sin ley tributaria; la recaudación se va a ver resentida", afirmó el mandatario provincial.

De hecho, sostuvo que, en el caso del impuesto inmobiliario urbano, "el 90 por ciento no pagaría más de 3.500 pesos en el año y lo haría en cinco cuotas", mientras que "el 50 por ciento de las partidas no pagaría más que 1.000 pesos de aumento".

"Nunca escuché a Cambiemos defender a la clase media o quejarse de los tarifazos. Ahora agarraron un pretexto para dejarnos sin ley tributaria. Es una manipulación tratar de explicar que eso es un golpe a la clase media", señaló Kicillof en la entrevista difundida esta mañana.

En este contexto, recordó que su antecesora, la ex gobernadora María Eugenia Vidal, había firmado antes de irse "un aumento de luz del 25 por ciento" que él dejó sin efecto, y remarcó que esa medida de la gestión anterior, desactivada por la actual, sí hubiese sido "un golpazo para los sectores medios y bajos".

"Le va a costar mucho a Cambiemos, después de haber perdido una elección por una diferencia tan grande, erigirse como los paladines de los sectores medios. Terminan defendiendo al 6 por ciento de los propietarios más grandes y a 200 propietarios que tienen más de 2.000 hectáreas", sostuvo Kicillof.

En este marco, señaló que luego de haber aprobado una "amplia emergencia" para la provincia de Buenos Aires, en diálogo con Vidal y con Federico Salvai, luego "ninguno de los dos estaba y aparecieron nuevos interlocutores, que fueron rotando".

"Después desconocieron la mesa de negociación que habían armado ellos. Tomó la manija Jorge Macri y decidió romper la mesa de negociación. Tomaron una posición muy extrema, muy radical. Pero no radical del partido, porque con los exponentes del radicalismo tuvimos todas las discusiones y estábamos avanzando muy bien", puntualizó el mandatario provincial.

En este punto, volvió a señalar que, desde Cambiemos, quisieron acusarlo a él de "no defender a la clase media que ellos quebraron", y dejó en claro que la llave de la negociación para el tratamiento de la ley impositiva en el Senado la tiene la oposición, por tener la banca mayoritaria.

"Yo no puedo decidir. Ellos tienen que resolver cómo se discute. Debe haber dentro de Cambiemos sectores que se quieren limpiar la cara y mostrar que hoy están defiendo a alguien. Y también ser una oposición rabiosa. Hay diferentes posturas, como lo hubo también cuando ganó Macri. Pudimos llegar a un acuerdo antes y ahora decidieron hacer un circo mediático para sacar un rédito político. No querían negociar", insistió Kicillof, quien, no obstante, remarcó que el oficialismo no va a cerrar el diálogo. (Télam)