politica

Hay que desterrar los fantasmas de estatización señalo De Charras y celebró el DNU 690

Por Agencia Télam

25-08-2020 06:00

El presidente de la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina (Redcom), Diego de Charras, calificó hoy como una "gran medida" que el Gobierno nacional haya declarado "público y esencial" a los servicios de telefonía celular y fija, internet y televisión paga, y consideró que "hay que desterrar los fantasmas de estatización que se agitan".

Además, Charras estimó que el "desafío" es sentar en una mesa de negociación a todos los actores involucrados en esta problemática de la comunicación, "incluidos los usuarios".

"El DNU que declara servicio público y esencial a la telefonía celular y fija, a los servicios de internet y a la TV paga es una decisión correcta y una gran medida", explicó en diálogo con Télam De Charras, quién además de presidir Redcom es profesor de Derecho a la Información de Comunicación en la UBA.

Y en ese sentido, remarcó: "Hay que desterrar los fantasmas de estatización que se agitan desde algunos sectores. Estamos frente a proyecto de declaración de servicio público en competencia que no implica estatización".

Y en ese sentido, puso como ejemplo el servicio de transporte de pasajeros, que es "público", está administrados por privados que "están en competencia y reciben subsidios".

"Esta decisión implica que el Estado tenga que involucrarse más y direccionar esas políticas públicas", apuntó De Charras.

El catedrático dio cuenta de que dirigentes políticos de la oposición que hoy rechazan la medida presentaron, en momentos diferentes, algún proyecto en este sentido.

"Hubo en el parlamento proyectos del senador Juan Carlos Marino y de Gladys Gonzáles (PRO), en las que en algún momento plantearon este tema aunque no prosperaron ante el lobby empresario, señaló.

Para De Charras, "el DNU 690 recupera potestades de regulación que estaban en la ley Argentina Digital del 2014, que remplazó a la de Telecomunicaciones del año 1972, en la que se definía como 'servicio público, esencial y estratégico en competencia a los servicios fundamentales para fortalecer el rol del Estado".

"Cuando asume Macri (Mauricio) por DNU 267 anula las previsiones de la Ley Argentina Digital y bajo la forma de supresiones y modificaciones a las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y Argentina Digital, se impusieron restricciones de derechos, cuyas consecuencias padecemos hasta la actualidad", detalló el titular de Redcom.

Aunque, "paradójicamente fue entre el 2014 y fines del 2015, con la ley Argentina Digital, que hubo más inversiones, fue cuando se hizo el tendido de 4 G", sentenció de Charras.

Al analizar los distintos servicios, el presidente de Redcom evaluó "correcta" la incorporación de la telefonía móvil como servicio público y esencial, teniendo en cuenta que "hay entre 56 y 57 millones de líneas de telefonía móvil en el país y ya nadie debería negar que el móvil es un dispositivo de mayor uso social" en comparación con las líneas fijas.

Al referirse al servicio de Internet, que es más reciente en el tiempo, De Charras sostuvo que países como "Alemania, España, Francia y México, entre otros declararon la figura como servicio esencial en algunos casos y como públicos en otros".

Ante la consulta sobre cuál es la diferencia entre esencial y público, el especialista explicó que "tiene que ver con definiciones jurídicas".

"En el caso de los servicios públicos, el estado es el que fija un ordenamiento para garantizar la continuidad del servicio, su generalidad, uniformidad y su equivalencia, algo que no necesariamente sucede cuando se establece una prestación como esencial".

Con respecto a la televisión paga, De Charras observó que "la TV por cable, a la que (Mauricio) Macri quitó de la ley de servicios audiovisuales y la incorporó a los TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) tiene que salir de ahí y volver a su status anteior".

"Su indicación se basa en que los TIC se "rigen por normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), mientras que la TV lo hace por las normas de la Unesco que entre otras cosas, le dan herramientas a los Estados para defender su cultura, restituir la tarifa social, límites en el ordenamiento de la grilla, entre otras cosas", le dijo a Télam el presidente de Redcom.

El desafío para el Gobierno, según el especialista, está en lograr establecer "una mesa de negociación y sentar en ella a todos los actores involucrados, en el que estén las empresas, con las organizaciones de trabajadores y los usuarios, representados por ejemplo con las entidades de defensa al consumidor ", cerró de Charras. (Télam)