politica

Fernández pidió no empezar a perseguir diputados como sucedió con Suárez Lastra

Por Agencia Télam

22-11-2020 03:00

El presidente Alberto Fernandez volvió a reclamar hoy una discusión "seria" en la Cámara de Diputados sobre el proyecto de legalización del aborto y pidió "no andar persiguiendo diputados como sucedió con (el radical Facundo) Suárez Lastra", quien fue escrachado por grupos autodenominados "pro vida".

Fernández formuló declaraciones sobre la discusión que se avecina en la Cámara baja sobre la interrupción voluntaria del embarazo en sendos reportajes que brindó a elDiario.es y Radio 10.

El jefe de Estado dijo que "necesitamos tener una discusión mas sana" y pidió "no empezar con eso de andar persiguiendo diputados como sucedió con Suárez Lastra", el exintendente porteño de la UCR y actual legislador de Juntos por el Cambio, a quien escracharon frente a su casa militantes antiaborto.

"Yo hace poco tuve 50 personas tirando petardos en Olivos que conmovieron a todo el barrio", pero "ese no es el método porque se debe respetar la posición de cada uno", aseveró.

"La verdadera discusión es si el aborto se seguirá haciendo en la clandestinidad o en un hospital público con la atención sanitaria que corresponde", agregó.

Destacó que "no quisiera que se vuelva a convertir en un debate filosófico, moral o religioso ya que el aborto no sea punible y sea legal no quiere decir que sea obligatorio".

Subrayó que a "la mujer que crea que no corresponde abortar, nosotros le damos todas las herramientas también para que tenga su hijo y sea feliz con su hijo. Yo lo que busco es un debate más serio, porque el problema sigue sin resolverse".

Fernández destacó que "la punición del aborto en términos de salud pública sólo expone a la mujer a un riesgo para su salud muy grande".

En ese sentido, destacó que "genera una enorme desigualdad, porque la mujer que puede pagarlo se garantiza un aborto seguro y la que no, se somete a sistemas de aborto que en términos sanitarios son muy riesgosos".

"El problema del aborto no está vinculado a la conciencia individual de cada uno, ni a la religión ni a la moral propia porque es un problema de salud pública", agregó.

Puntualizó Fernández que "la principal causa de muerte por maternidad es el aborto y yo eso debo evitarlo. Y esto no lo digo ahora, lo digo hace muchos años. Está clara la insuficiencia de la norma, porque lo único que ha promovido es que el aborto se haga clandestinamente con más riesgo para la vida de la mujer, pero no que el aborto no se haga".

"La diferencia con lo que ocurrió en el año 2018 es que esta vez es el Poder Ejecutivo de la Nación el que está promoviendo esta norma. Y lo hago absolutamente convencido de que es el modo de preservar la salud pública de las mujeres", abundó. (Télam)