politica

Facundo Moyano: La sociedad dejó en claro en 2015 y 2017 que este es un partido entre dos

Por Agencia Télam

26-01-2019 12:45

El diputado nacional Facundo Moyano (Red por Argentina) dijo hoy en la ciudad de Mar del Plata que la oposición debe unirse "dejando de lado los egos" para enfrentar a Cambiemos en las próximas elecciones "porque la sociedad dejó en claro en 2015 y 2017 que este es un partido entre dos".

"Tenemos que asumir errores, y decir que vamos a ser mejores que el gobierno y también mejores que lo que había antes. Hoy el país está mal, pero tampoco estábamos en el paraíso", aseguró además, en una entrevista con Télam.

Moyano llegó el último viernes a la localidad balnearia en la que nació 34 años, y su agenda hasta el lunes incluirá recorridas por comedores y merenderos, reuniones con los trabajadores en conflicto de la tradicional confitería Bostón y una visita al club Alvarado, del que fue presidente.

Ex integrante del Frente Renovador, señaló además que confía en que Sergio Massa se sume al armado en torno al peronismo, y elogió a Roberto Lavagna, aunque señaló que "más allá de los trascendidos, él debería manifestarse en función de una candidatura".

-¿El tiempo juega a favor del gobierno o de la oposición?

-Yo creo que para la oposición el tiempo pasa rápido. Falta poco. Y hay que apostar a unirse, pero con una propuesta que no solamente tenga un plan económico, de seguridad y transparencia, y que solo sea superior a Cambiemos, sino también a lo que estuvo antes. Una de las claves para recuperar la confianza de la sociedad es decir que vamos a ser mejores que lo que hay pero también que lo que hubo.

-¿Todas las fuerzas de un armado opositor coincidirían en eso?

- Es que necesitamos una autocrítica muy importante. Porque si ganó Cambiemos fue por mérito de ellos, pero también por errores de los que estaban.

-¿Es decir que para ganar en 2019 hay que pelear contra los errores de 2015?

-Claro. Yo escuché a un precandidato decir que se iba a indultar a los votantes de Cambiemos. Me parece que eso es faltarle el respeto al electorado. Hay que asumir errores porque si bien la argentina hoy está peor que en 2015, en términos económicos, antes tampoco estábamos en el paraíso. Hay que sincerase.

-¿Hay lugar para todos en el frente opositor?

-La oposición y el peronismo tienen que estar unidos. El limite es Cambiemos y todo aquel que abone a su política. Me refiero por ejemplo a (Juan Manuel) Urtubey, a quien yo ubico más cerca del oficialismo, por sus actitudes y su rol político.

-¿Qué falta para tentar a figuras como Massa?

-Yo espero que lo de Massa sea una cuestión de especulación política y no que realmente tenga decidido ser funcional a Cambiemos. Entiendo que hay gente que no está en ninguno de los dos polos. Pero hay una polarización que existe y es real. Y creo que después de dos elecciones, la sociedad dejó en claro que es un partido entre dos, y los dirigentes tenemos que interpretarlo.

-¿En qué etapa de acuerdos está la oposición y cuando se empieza a hablar de candidaturas?

-Las candidaturas ya vendrán, pero primero hay que acordar los ejes de la unidad y del proyecto político, porque después hay que gobernar con una verdadera pesada herencia, sin una sola variable ordenada.

-¿Imagina a Lavagna dentro de este espacio?

-Es un dirigente político y un economista respetable. He tenido la posibilidad de charlar varias veces con él y tiene una visión muy interesante para la Argentina y aportaría a cualquier proyecto. Ahora, la verdad es que más allá de los trascendidos, no lo he escuchado a él manifestarse en función de una candidatura. Por supuesto, me encantaría que sea parte de un proyecto de oposición que contenga a todos los sectores.

-¿Qué pasa con los que dicen "con el kirchnerimo, no"?

-Creo que en política nadie se puede hacer el distraído: el que quiere construir dos oposiciones sabe que está jugando para el oficialismo. Todos tienen acceso a las encuestas, conocen el panorama. Entonces no nos hagamos los tontos. Por eso nosotros desistimos de la idea de construir una tercer alternativa, porque la sociedad nos dijo dos veces que no era por ahí. Tenemos que dejar nuestra soberbia de lado, y no querer condicionar a un 30 o un 40 con un 10 o con un 5. No se puede. De la grieta se sale gobernando.

-¿Hay que resolver la grieta dentro de la oposición?

-De la oposición y del peronismo. Y eso se hace superando las diferencias que tuvimos y que tenemos. Tenemos que resolverlas con madurez. (Télam)