politica

ENARGAS señaló que durante el gobierno de Mauricio Macri las facturas promedios de gas sufrieron un %235 de incremento

Más detalles en la nota

Por Agencia Télam

20-08-2020 01:15

La factura promedio del consumo de gas en los hogares pasó de $ 396 en abril de 2016 a $ 1.329 en el mismo mes de 2019, lo que significó un aumento de 235% en cuatro años, según un informe publicado por el Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas).

El análisis estimó que si no se hubieran congelado las tarifas, en abril de este año la factura promedio residencial hubiera sido de $ 2.132, con un aumento en cuatro años de 438%.

El reporte consignó que el precio promedio del gas para los hogares pasó de US$ 1,63 el millón de BTU en enero de 2016 a US$ 3,95 en abril de 2019, un incremento de 142% medido en dólares.

Si se toma la cifra en pesos, el precio pasó de $ 22 a $ 276,5 en tres años, es decir, trepó 12 veces y media.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas, la factura promedio pasó de $ 1.167 en abril de 2016 a $ 4.841 en el mismo mes de 2019, con una suba de 315%, es decir, cuatro veces más.

La estimación de las tarifas sin congelamiento da que el consumo medio de las pymes habría sido en abril de este año de $ 7.655, con una suba de 556% en cuatro años.

El precio del gas para las pymes trepó de US$ 0,25 el millón de BTU en enero de 2016 a US$ 3,95 en abril de 2019, cifra esta última 16 veces más alta que la primera.

Si se pasa a pesos, ese aumento que fue de $ 3,375 a $ 276,5 en tres años, representó un incremento de nueve veces el valor inicial.

Estos valores están en el primer informe cronológico con hechos destacables del marco normativo del servicio público de gas por redes de 2016 a 2020, publicados por el Enargas en su sitio web.

El trabajo ofrece una mirada en perspectiva de los principales hitos ocurridos en los últimos cuatro años, incluyendo cambios normativos, decisiones regulatorias, actualizaciones tarifarias, saltos en la facturación y en los precios del gas en boca de pozo, como también diversas acciones judiciales que condicionaron el normal funcionamiento de la actividad.

“La evaluación del estado de situación en un área o sector en particular obliga, a fin de acceder a un real conocimiento del mismo, a considerar y valorar el proceso previo desarrollado y los eventos acontecidos a fin de obtener una mejor comprensión de la situación presente”, señaló el organismo que interviene Federico Bernal. (Télam)