politica

El Presidente calificó de “rescate” la intervención de Vicentin y sumó el apoyo de los trabajadores

Por Agencia Télam

10-06-2020 03:30

El presidente Alberto Fernández remarcó hoy que la decisión del Gobierno de intervenir Vicentin tiene el objetivo de “rescatar una empresa muy importante” porque él “no se podría perdonar ver de brazos cruzados cómo la empresa se cae” y, en ese sentido, sumó el apoyo de los trabajadores de la compañía cerealera y del gremio de aceiteros.

Además de las definiciones de Fernández sobre la intervención de Vicentin y el apoyo de los trabajadores, también se confirmó que el Senado comenzará a discutir este viernes en comisión un proyecto de ley propuesto desde el Frente de Todos para investigar presuntas irregularidades en la relación crediticia entre el Banco Nación y la empresa cerealera.

“La expropiación en este caso es un remedio excepcional y no permanente porque a mí me gustaría que esto no suceda más”, dijo el jefe de Estado en una entrevista con Radio 10 esta mañana, antes de dar una clase a distancia por videoconferencia a sus alumnos de la UBA de la cátedra de Teoría del Delito y Sistemas de Pena.

Agregó que no se "podría perdonar ver de brazos cruzados cómo Vicentin se cae y los trabajadores se quedan sin trabajo” e insistió en que con esta medida el Gobierno busca rescatar la empresa cerealera.

“Estamos rescatando una empresa muy importante que está en un colapso financiero enorme”, enfatizó.

En esa línea, advirtió que la “vocación" del Gobierno es que la empresa "siga siendo argentina y que sea manejada y rescatada de la situación en la que está" y dejó claro: "No estamos allí para avasallar los derechos de nadie”.

Asimismo, el mandatario se refirió a los dichos del ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, quien ayer consideró que la intervención se trata de una decisión apresurada y que el Presidente “de ninguna manera puede intervenir la empresa porque está en convocatoria de acreedores”.

“Es bueno que Moreno se preocupe por la legalidad y no entre con los guantes de box y matones a una asamblea”, respondió Fernández sobre esas declaraciones.

También contó que ayer mantuvo “una muy buena charla con Sergio Nardelli, uno de los dueños de Vicentin", a quien le dijo que lo que buscaba el Gobierno era "preservar la empresa en manos argentinas" y agregó: "No debería ser motivo de pelea porque lo que estamos haciendo es rescatar a una empresa de la quiebra”.

En relación con la actitud de algunos sectores de la oposición en torno al tema, consideró que "hay un grupo de políticos que hace años se olvidó de discutir política y se acostumbró a que la política ocurra en los tribunales".

A diferencia de las manifestaciones en contra de la expropiación, el integrante de la Comisión Interna de Vicentin y de la conducción del Sindicato de Aceiteros de Reconquista, Leandro 'Peky' Monzón, aseguró sentir “alegría” tras haber escuchado del Presidente “que van a continuar las fuentes laborales” y que “se pare un poco la incertidumbre” en torno a la empresa.

El dirigente contó que la empresa adeuda el bono de fin de año y no cumplió con los acuerdos salariales de 2020 y precisó que el conflicto por salarios incluye “el aumento que salió a partir del 1 de mayo, la gratificación de fin de año y el retroactivo de abril a enero”.

Por su parte, el titular del gremio de aceiteros de Reconquista, Dionisio Alfonso, manifestó que la decisión del Gobierno generó “tranquilidad” en los trabajadores, que en los dos últimos años vivieron “mucha incertidumbre” en el proceso que llevó al concurso de acreedores de la empresa.

“La decisión nos brinda tranquilidad y esperamos que todo lo que está pasando llegue a buen puerto; como sindicato vemos estas medidas como una ayuda que viene bien”, dijo Alfonso.

Con respecto al tratamiento del proyecto de ley de expropiación de la empresa en el Congreso, la senadora santafesina María de los Ángeles Sacnun adelantó que la iniciativa será tratada por la cámara alta “ni bien ingrese”, al indicar que es “necesario iniciar un proceso de democratización en materia alimentaria”.

En el ámbito judicial, la fiscalía a cargo de la investigación por supuesta defraudación a raíz de la deuda de 18.500 millones de pesos de Vicentin con el Banco Nación recibió al menos 70 archivos con información y documentos enviados desde esa entidad.

En la pesquisa está imputado el último titular del Banco, Javier González Fraga, y los empresarios de Vicentin Alberto Padoán y Gustavo Nardelli. (Télam)