politica

El gobierno fueguino dividió en cinco partes un proyecto de emergencia económica

Por Agencia Télam

26-12-2019 12:30

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, desdobló en cinco partes un proyecto de emergencia económica que había sido rechazado por la mayoría de legisladores provinciales, y que bajo el nuevo formato será tratado mañana durante una sesión extraordinaria del Parlamento fueguino.

En lugar del “megaproyecto” original, Melella presentó un proyecto que propone declarar la emergencia de la administración pública provincial, distinto de otros cuatro, donde se impulsa la emergencia del sistema de previsión social, la del sistema sanitario, la de la infraestructura educativa y la de la infraestructura y equipamiento portuario.

Las nuevas iniciativas dejaron de lado la emergencia “urbana, ambiental y de servicios sanitarios”, y la del “sistema eléctrico y de gas”, que estaban incluidas en la propuesta original.

Sin embargo, referentes de la oposición criticaron que, aún dividido en partes, el paquete de leyes no “difiere en casi nada su contenido” respecto de la normativa que hace una semana originó el rechazo unánime de la clase política provincial.

Por ejemplo, la ley de emergencia de la administración pública autoriza a realizar “obras y trabajos públicos, compras y contrataciones por licitación privada o contratación directa”, a la vez que permite renegociar los contratos de obra vigentes, tengan o no vicios de legalidad.

Además, la normativa habilita la emisión de Letras del Tesoro por $ 2.000 millones, sin establecer un uso concreto de esos valores, y autoriza a renegociar el endeudamiento en dólares que tomó la provincia en la gestión de la ex gobernadora Rosana Bertone.

En tanto, otro artículo del proyecto suspende “las ejecuciones de las sentencias y laudos arbitrales que condenen al Estado Provincial al pago de sumas de dinero”.

La vicegobernadora provincial, Mónica Urquiza, defendió el paquete de leyes y sostuvo que los proyectos parten de la base de “aceptar la situación de crisis” y “dotar a la gestión de herramientas que sirvan para planificar y resolver los problemas”.

Según Urquiza, el gobierno anterior “tomó 200 millones de dólares de endeudamiento, de los cuales todavía hay 130 millones. No se efectuaron las obras, ya comenzamos a pagar intereses y en abril empezamos a pagar capital”, dijo en relación a la necesidad de renegociar esas obligaciones.

También habló del estado de los establecimientos educativos, con “inconvenientes en la mayoría de sus servicios”, y del “déficit edilicio en el área de salud”, al que se suma “la falta de profesionales”.

La funcionaria se refirió, incluso, a los “problemas administrativos y la deuda con proveedores”, lo que “nos pone en un escenario muy complicado, con mucho para reorganizar y resolver”, afirmó en declaraciones oficiales.

La gestión de Melella también elevó otros proyectos de ley para financiar obras de infraestructura portuaria en el Puerto de Ushuaia, y cambiar la ley de creación del Instituto Fueguino de Turismo (Infuetur), además de una iniciativa que busca establecer un régimen especial de presentación espontánea y regularización de deudas, y de otra que posterga la entrada en vigencia del código contravencional de la provincia. (Télam)