politica

El cuerpo de mi marido tenía varios balazos, contó una testigo en juicio de la Triple A

Por Agencia Télam

30-10-2020 08:00

Una testigo declaró hoy en torno al asesinato de su esposo en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad que se sigue por los crímenes que cometió la organización Triple A en Bahía Blanca durante los años '70, y aseguró que el entregaron el cuerpo de su marido "con varios balazos" .

Se trata de Juana Zárate, quien brindó su testimonio por videoconferencia y desde Mendoza en torno al caso de su marido, Manuel Santiago García en el debate oral de la causa en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados.

"En Bahía Blanca trabajaba en la petroquímica, creo que en algo de electricidad y construcción. Además tenía actividad sindical. Como padre era una excelente persona, excelente trabajador nunca nos faltó nada, fue muy querido por la gente también. Nuestra familia estaba compuesta con dos niñas mujeres, un varón y un embarazo de cinco meses", señaló Zárate en el inicio de su testimonio.

Sobre la última vez que vio a su marido, contó que "fue a trabajar y no volvió más", y consignó que "la noche antes fue al velorio de un compañero de él que dijo que lo han matado".

Al contar cómo se enteró del asesinato de su compañero, Juana contó que fue durante una consulta con el médico que la atendía durante su embarazo, y que la noticia se la dieron "cuatro señores que eran del sindicato" al que pertenecía García.

"Ahí me entero de todo. Me dijeron que mi marido había tenido un accidente, entonces me fui a la morgue del hospital y el doctor me dio algo para tranquilizarme, recordó.

La mujer agregó en su relato que una vez en la morgue vio el cuerpo "desnudo, de costado, estaba con muchos impactos en la espalda".

"Me llamaron para entregarme ropa de él, que no la quise recibir, me entregaron los documentos, el anillo de casamiento y fotos de la nenas. Después me vine a mi casa, agarré a mis hijos y preparé todo, me preguntaron a donde lo quería velar. Dije que en Mendoza, no estaba en condiciones de viajar en avión entonces nos vinimos en taxi", afirmó.

Y aseguró: "No se podía abrir el cajón porque el cuerpo estaba descompuesto. Nunca me dijo ni me enteré que estaba amenazado", señaló la mujer al indicar que "nunca nos decía nada de las cosas de trabajo".

Al ser consultada sobre si había escuchado hablar de la organización Triple A en Bahía Blanca la mujer sostuvo que "no nunca, era nula en eso, nunca preguntaba nada, no salíamos a ningún lado, siempre estábamos en mi casa y cuando salíamos íbamos a la casa de mi compadre que comíamos un asadito".

"Nunca hubo amenazas, nunca escuché cosas así", sostuvo al comentar que tras la muerte de su marido "lo peor que pudo haber pasado es algo que no se borra más, siempre fui fuerte, traté por mis propios medios de olvidarme y por ese motivo nunca más quise volverme a Bahía", expresó.

"Quiero saber quien fue, porqué y cómo. Tuve que trabajar para poder solventar a mis hijos y lo que nunca cobré fue el seguro de vida de él".

El 8 de agosto de 1975 el cuerpo de García fue hallado con varios impactos de bala al costado de la ruta 3, en inmediaciones del paraje el Pibe de Oro. (Télam)