politica

El Consejo de la Magistratura desestimó varias denuncias contra jueces por falta de fundamentos

Por Agencia Télam

05-06-2020 04:45

El Consejo de la Magistratura desestimó hoy la denuncias presentadas contra el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla; y los camaristas laborales cuestionados por sus fallos, a la vez que postergó el tratamiento de cuatro de las cinco denuncias que pesan sobre Rodolfo Canicoba Corral, ante la aparición de una nueva acusación y con el objetivo de que todos los consejeros puedan conocerla.

El Consejo retomó así la reunión virtual que había suspendido la semana pasada por el corte de luz que sufrió en su domicilio la consejera Graciela Camaño.

Minutos después de las 9, los consejeros de la comisión de Disciplina y Acusación, iniciaron la discusión de varios expedientes presentados para desestimar acusaciones contra magistrados por razones de fundamento y plazo.

El presidente del cuerpo, el representante de los jueces Alberto Lugones, planteó el pedido de desestimación de las denuncias contra Ramos Padilla, presentada en el Consejo en marzo del año pasado por el representante del Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques, a pedido del entonces ministro de Justicia, Germán Garavano, aduciendo que el juez de Dolores había perdido "imparcialidad" y que había roto el secreto de sumario cuando expuso ante una comisión en la Cámara de Diputados.

“No había secreto de sumario, ya se había levantado” desestimó Lugones y mencionó que “era un expediente público (la causa por espionaje contra el falso abogado Marcelo D'Alessio) y el juez actuó conforme a derecho: esto tuvo un profundo y repudiable fondo político”, señaló.

En el mismo sentido se expresó Camaño, cuando dijo que “este juez (Ramos Padilla) fue denunciado, por orden del presidente de la Nación, por el ministro de Justicia por haber acudido a la Cámara de Diputados a informar sobre algunos aspectos graves que surgían en una denuncia que él estaba investigando”.

“Jamás voy a votar para que un juez no de informes a los representantes de la Nación” definió la diputada de Consenso Federal, y añadió que “no amerita tenerlo tres años (plazo de vencimiento de las denuncias en el Consejo) para decirle después que no, que no tenían sustento. Todas las causas de todos los jueces deben ser rápidamente investigadas para que no se conviertan en rehenes”.

El pedido de desestimación fue acompañado por los consejeros salvo por Marina Sánchez de Herrero, representante de los abogados, y Silvia Giacoppo, representante del Senado, más Pablo Tonelli, quien se abstuvo por considerar “prematuro” el cierre de la denuncia.

Similar tratamiento tuvo la desestimación de las denuncias presentadas contra los camaristas laborales Graciela Craig, Luis Rafaghelli y Carlos Posse y Plaisant, cuestionados por el contenido de sus fallos.

La consejera informante, Vanesa Siley, destacó en la reunión de consejeros que “si había algo para rechazar in limine (sin discusión) era esto: es una denuncia política por este latiguillo de la ‘mafia de los laboralistasÂ’ que inventó el ex presidente (Mauricio) Macri, que le sirvió para atacar a sindicalistas, abogados laboralistas y jueces de la justicia del trabajo, todos encargados de velar por los derechos de los trabajadores”.

“Se quiso atacar la protección integral del trabajo”, señaló la diputada de extracción sindical.

El presidente de la comisión de Acusación, el representante del sector académico Diego Molea, sumó su voz a quienes apoyaron la desestimación cuando señaló que “se ha estigmatizado a los abogados laboralistas, debemos defender la tarea de los abogados que es noble, más en estos tiempos en que los abogados la están pasando mal”.

Al momento de votar, el pleno del consejo acompañó la propuesta de Lugones, salvo Pablo Tonelli, quien se abstuvo.

Finalmente, en lo que tiene que ver con los cuestionamientos a magistrados, el Consejo postergó una definición sobre el cierre de cuatro de las cinco denuncias contra el juez federal Canicoba Corral, por la aparición de una sexta denuncia acerca de irregularidades en el alquiler de la actual vivienda del magistrado.

La denuncia, presentada por los diputados Juan Manuel López y Paula Oliveto en base a una nota del diario La Nación ingresó el miércoles al Consejo y hoy sus miembros decidieron devolver el expediente de desestimación a la comisión de Labor para discutir allí si se incorpora al resto de las presentaciones.

El juez federal tienen presentaciones en el Consejo por presunto enriquecimiento, viajes en aviones privados a cargo de terceros, pagos por parte de la SIDE, y un supuesto pedido de dinero al dirigente del SOMU, Omar Suárez, para otorgarle la prisión domiciliaria. (Télam)