politica

Corte Suprema rechaza recurso y confirma sentencia de destitución de una ex jueza

Por Agencia Télam

23-06-2020 05:30

La Corte Suprema de la Nación rechazó el recurso de queja presentado por una ex jueza de Corrientes contra el fallo que confirmó su destitución por mal desempeño de sus funciones con el dictado de medidas cautelares contra el Estado Nacional.

Se trata del caso de Graciela Beatriz Duarte, quien fuera titular del Juzgado Civil, Comercial y Laboral de la Ciudad de Santo Tomé hasta que en 2012 fue removida e inhabilitada por un Jurado de Enjuiciamiento.

Duarte fue acusada de llevar a cabo una “conducta sistemática e ilegítima” mediante la concesión de medidas precautorias de contenido patrimonial contra el Estado Nacional, en causas ajenas a su jurisdicción.

Según se evaluó “su proceder consistía en hacer lugar a cautelares en causas claramente ajenas a su competencia; declararse incompetente para fallar sobre el fondo del asunto; y retener el expediente en el juzgado -en lugar de remitirlo inmediatamente al tribunal correspondiente- a fin de demorar el dictado de la sentencia definitiva”.

En cambio, en otras causas sin contenido patrimonial, pero en las que se reclamaba protección de derechos fundamentales y se pedían medidas cautelares, la magistrada se declaraba incompetente e inmediatamente se desprendía del expediente.

Duarte apeló la decisión, entre otros argumentos, porque entendió que su destitución fue pedida por el entonces presidente del Superior Tribunal de Justicia de Corrientes, Carlos Rubín, quien luego dio curso al trámite como titular del Consejo de la Magistratura local.

También indicó que una aclaratoria posterior alteró el sentido del fallo que la removió de su cargo y por lo tanto se debía anular, y, en función del tiempo transcurrido, no se la podía volver a juzgar.

Como las apelaciones fueron rechazadas en la instancia provincial, Duarte se presentó con un “recurso de queja” ante el máximo tribunal del país, que, por unanimidad, desestimó el planteo.

La Corte sostuvo que la aclaratoria no modificó una cuestión esencial de la sentencia de destitución, y que “la apelante no ha logrado demostrar” que en su juzgamiento se hayan omitido normas constitucionales “ni que se haya tomado una decisión manifiestamente irrazonable”. (Télam)