politica

Confirman la condena a perpetua a 7 policías por el asesinato del trabajador rural Daniel Solano

Por Agencia Télam

28-12-2018 07:00

El Tribunal Superior de Justicia de Río Negro confirmó hoy la condena a perpetua a los siete policías acusados por la muerte del trabajador Daniel Solano en Choele Choel el 5 de noviembre de 2011 dictada por la ex Cámara Criminal Segunda de General Roca en agosto último.

El máximo Tribunal provincial confirmó las condenas para Sandro Gabriel Berthe, Pablo Federico Bender y Juan Francisco Barrera como coautores de los delitos de "homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones como miembros de una fuerza de seguridad, en concurso real con vejaciones"; también la de los agentes Pablo Andrés Albarrán Cárcamo, Pablo Roberto Quidel y Diego Vicente Cuello como coautores de los delitos de "homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones como miembros de una fuerza de seguridad, en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público"; y asimismo ratificó la condena al oficial Héctor César Martínez por "homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones como integrante de una fuerza de seguridad", informó en un comunicado el Poder Judicial de Río Negro.

"Para el análisis de legalidad de la sentencia condenatoria en esta instancia de casación es suficiente determinar la ausencia de arbitrariedad en las cuestiones de hecho y prueba que se proponen a discusión, cuyo estándar entiendo cumplido en atención a la selección de algunos elementos probatorios que permiten despejar toda duda al respecto, pues son adecuados a los aspectos que se quieren demostrar y pues se relacionan eficazmente con los datos proporcionados por otros, que también superaron un análisis razonado", indicaron los magistrados en su fallo.

La sentencia todavía no está firme y podrá ser apelada ante la Corte Suprema de Justicia por la defensa. Mientras tanto, los ex policías están en libertad y deben permanecer en el país y hacer presentaciones semanales para constatar su domicilio.

Solano era un trabajador golondrina que hizo un reclamo a sus patrones de Agro Cosecha por diferencias en las liquidaciones de salarios. El joven pretendía sumarse a un paro de actividades de los operarios el lunes 7 de noviembre de 2011, pero el sábado previo, mientras estaba bailando en una discoteca de Choele Choel, fue sacado a la vereda por un grupo de policías que lo golpearon y se lo llevaron en un coche particular. Numerosas personas fueron testigos de los hechos. Su cuerpo nunca apareció. (Télam)