politica

Comisión de Salud de Diputados recibió a médico sanitarista que expuso sobre el coronavirus

Por Agencia Télam

07-08-2020 07:15

La comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados recibió hoy la exposición del médico especialista en Clínica Médica y Medicina Sanitaria, Esteban Lifschitz, quien dio su punto de vista sobre la situación que atraviesa el país frente la emergencia sanitaria producida por la pandemia de coronavirus.

En el inicio de su alocución ante la comisión que preside el diputado Pablo Yedlin (Frente de Todos), Lifschitz valoró como un “efecto positivo” la implementación el aislamiento social, preventivo y obligatorio para mitigar el avance del coronavirus.

“La cuarentena colaboró, sin dudas, en reducir el impacto en términos de vidas y permitió ganar tiempo para adecuar la capacidad del sistema de salud para admitir un mayor número de casos críticos al mismo tiempo”, aseguró.

En una serie de cuadros comparativos con los que ilustró su disertación, Lifschitz demostró que hoy en Argentina "se estima que la letalidad del virus es entre 1 y 2 por ciento, es decir, que hay entre 1 y 2 fallecimientos cada 100 contagiados".

“Con esta estrategia que se ha implementado, que es una estrategia de barrera, de aislamiento parece que nos ha ido relativamente bien, se han incrementado un 36,4% la cantidad de camas en el sistema de salud”, remarcó.

A su vez, el profesional de la salud realizó una comparación con otros países de América, Europa y Asia en tres aspectos: la magnitud del problema, los días de duplicación de casos y la evolución de cada país.

“Argentina tiene un 95,4 por ciento de muertos por millón de habitantes; y en comparación desde el día 0 con otros países, nuestro país ha tenido un impacto sustancialmente menor en términos de vida”, señaló.

Y, ejemplificó: “Si hubiésemos tenido la tasa de mortalidad de Reino Unido, hoy Argentina tendría entre 25 mil y 30 mil muertes”.

En cuanto a la duplicación de días de contagio en el país, el médico apuntó que "el piso es de 22 días, cuando en el inicio de la cuarentena era de 6 a 8 días" y que “la situación no está tan mal como parece según algunos medios informativos”.

Respecto a la etapa de evolución de la enfermedad explicó que “el pico no hay manera de saberlo hasta que pasó, es algo que se confirma retrospectivamente” aunque advirtió que “la curva está madurando”.

Asimismo, manifestó la necesidad de realizar más testeos como "estrategia para reducir la mortalidad”, e indicó como fundamental la articulación público privada en la ciudad y la provincia de Buenos Aires “para optimizar el uso de recursos”.

"Las camas deberían estar disponibles para quien las necesita, independientemente de quien la financia o su ubicación geográfica”, reflexionó.

El médico sanitarista llamó a un pacto social y remarcó que “el principal desafío pasa por evitar un exceso de mortalidad, el cual será consecuencia de nuestra capacidad para dar una respuesta social organizada”. (Télam)