politica

Comienza la apertura gradual de actividades en el AMBA, Chaco y Jujuy

Por Agencia Télam

19-07-2020 01:45

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Jujuy y el departamento chaqueño de San Fernando pondrán en práctica desde mañana algunas flexibilizaciones del aislamiento obligatorio, que ayer inició una nueva etapa en esos distritos hasta el 2 de agosto, mientras en el resto del país continúa en fase de distanciamiento social.

La disminución en la velocidad de propagación de los casos de coronavirus, el incremento de la capacidad dia-gnóstica y la detección precoz, y la mejora en la capacidad de asistencia del sistema de salud del país fueron algunas de las razones esgrimidas por el Gobierno nacional para iniciar una apertura escalonada de actividades.

En esta nueva etapa -prevista hasta el 2 de agosto, a menos que cambien las condiciones epidemiológicas- se abrirán en forma gradual en cada distrito comercios e industrias y se habilitarán más paseos con niños, pero se mantendrá el transporte público sólo para trabajadores esenciales.

En el decreto del Poder Ejecutivo se señala que en los casos de apertura de actividades, cada empleador deberá garantizar el traslado de sus trabajadores.

"Las excepciones podrán ser implementadas gradualmente, suspendidas o reanudadas por el Gobernador, la Gobernadora, o por el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria provincial o de la ciudad y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria", dice la norma.

En Capital Federal y los 40 municipios del AMBA regirá la fase 3, en la que se exceptúan las industrias con protocolos establecidos, con control de temperatura en el ingreso de los trabajadores, con transporte proporcionado por la empresa y con funcionamiento con personal local.

Las actividades comerciales y de servicios, sólo minoristas, no mayoristas, serán en comercios de cercanía, no en avenidas comerciales ni en centros comerciales abiertos o cerrados.

Deberán funcionar con personal local y en el caso de los comercios de indumentaria y calzado, podrán atender únicamente con modalidad "take away" o de atención en la vereda y los clientes no podrán probarse los artículos.

En tanto, el lunes 27 de julio se habilitarán las mudanzas y servicios inmobiliarios; los servicios jurídicos, notariales, de contaduría y auditoría; los profesionales de la salud, los servicios de mantenimiento en hogares y los servicios de peluquería y estética.

Mañana, en la ciudad de Buenos Aires comienza la apertura gradual de comercios barriales, la vuelta de la práctica deportiva al aire libre, la ampliación a toda la semana de los paseos con los niños con el permiso de ingresar a las plazas y la posibilidad del rezo individual en los templos.

El cronograma elaborado por el Gobierno de la Ciudad consta de seis etapas, que se inicia mañana y se extiende hasta al lunes 3 de agosto.

Desde mañana se podrá salir a correr, caminar, andar en bicicletas y patines entre las 18 y las 10, de acuerdo con la finalización del DNI, con distanciamiento de dos metros, uso del tapabocas y no más de dos personas juntas.

Se reanudará además la actividad para los escribanos y el streaming de música para difusión de actividades culturales y desde el martes comenzará a regir el nuevo esquema de salidas recreativas para niños y niñas, que hasta hoy es solo para los fines de semana, y se extenderá también a los martes y jueves, en el horario de 10 a 18, sin la restricción por día según el DNI.

El miércoles 22 abrirán sus puertas los locales de venta de ropa y calzado; en tanto que se autorizará la apertura de los templos para tareas administrativas, celebraciones online y rezo individual con un tope de diez personas.

Ese día también volverán a la actividad los lavaderos de autos, los paseadores de perros y la industria del juguete; mientras que el sábado 25 podrán retomar su actividad las empresas de mudanza, sólo los fines de semana.

En Chaco, el gobernador Jorge Capitanich anunció la implementación de un "plan de desescalada del aislamiento", que durará en principio unos 45 días, con un "monitoreo cada 15 o 20 días" y "mecanismos de flexibilización".

En Jujuy, de igual manera, se avanzará hacia una apertura gradual de las actividades.

Ayer, el gobierno nacional insistió en apelar a "la responsabilidad ciudadana", de cara a la nueva fase del aislamiento, y, en ese marco, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó: "Si alguna de las variables que analizamos prenden las luces de alarma, vamos a tener que continuar con esta política de cuidar la vida, y vamos volver para atrás si es necesario". (Télam)