politica

Cimadevilla se declara agraviado por el presidente de la AMIA

Por Agencia Télam

20-07-2020 05:00

El ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentando de la AMIA Mario Cimadevilla se declaró hoy “agraviado” por el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, y rechazó las criticas que le hizo el dirigente durante el acto virtual por el 26 aniversario del ataque terrorista a esa institución.

“Lo que estoy analizando es el agravio moral que hubo (de parte de Eichbaum) que es totalmente innecesario, porque hablaba que cobraba sin trabajar, una serie de cosas, y realmente lo que está haciendo es agraviándome. Es una cuestión que estoy analizando porque estoy dispuesto a aceptar las críticas pero no los agravios”, declaró Cimadevilla.

El ex funcionario se pronunció así durante un debate virtual convocado por la agrupación UNA AMIA, en el que aludió a la posibilidad de iniciar acciones legales contra Eichbaum, según publicó hoy la Agencia Judía de Noticias.

Cimadevilla se refirió a las expresiones de Eichbaum durante el acto virtual realizado el sábado pasado por un nuevo aniversario del ataque terrorista a la AMIA, de 1994.

“Observamos con asombro que el doctor Mario Cimadevilla, quien estuviera al frente de la Unidad AMIA del Ministerio de Justicia, ahora sale a hacer declaraciones altisonantes y denuncia que no lo dejaron trabajar, pero en su momento nada dijo al respecto", expresó durante el acto Eichbaum, quien se preguntó si no debería haber hecho una denuncia en su momento el ex titular de la unidad de investigación.

Desde el 2018 Cimadevilla tuvo una actitud crítica hacia la gestión Cambiemos en torno a la causa AMIA y en el último tiempo aseguró que "nunca hubo" por parte del ex presidente Mauricio Macri ni del ex ministro de Justicia Germán Garavano "intención de avanzar en la investigación de la causa AMIA".

De hecho, el sábado último, en declaraciones radiales, Cimadevilla aseguró que en la causa por el encubrimiento "siempre se intentó sacar algún rédito político en vez de lograr su esclarecimiento" y afirmó que Macri y Garavano "pedían a la querella del Estado la absolución" de los exfiscales federales, José Barbaccia, y Eamon Mullen, "porque eran sus amigos".

Durante el acto por el aniversario del ataque a la AMIA, Eichbaum manifestó sobre Cimadevilla: “Resulta importante destacar que su actuación durante casi cuatro años fue nula, y su informe final sobre la causa no ha aportado absolutamente nada de valor".

"Nos avergüenza, una vez más, ver cómo un caso tan sensible para todos es utilizado para cuestiones de política interna que no contribuyen absolutamente nada”, completó el presidente de AMIA.

Ante estas expresiones, el ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentando de la AMIA manifestó que analizaba la posibilidad de iniciar acciones legales por sentirse agraviado.

Dijo también que Eichbaum “desconoce las condiciones" en las que trabajaba la unidad especial, a la cual -denunció- no se le daba presupuesto.

"Si bien el presidente Macri hablaba de jerarquizar esta unidad, quiero decirles que nunca tuvimos presupuesto; nos daban un fondo fijo de 10 o 15 mil pesos con el que comprábamos elementos de limpieza para la oficina, útiles, la yerba, el café y nada más”, detalló.

“No lo conozco (al presidente de la AMIA) pero evidencia un total desconocimiento por lo menos de nuestra gestión. Él habla que estuvimos cuatro años y no estuvimos cuatro años, llegamos a dos cuando se armaron estas diferencias que hizo que nos fuéramos. Desconoce lo que hicimos”, insistió.

Con todo, Cimadevilla evaluó que "la causa se puede esclarecer”, pero remarcó que “se requiere de una voluntad política para no entorpecer y parar más la causa a través de sus jueces”. (Télam)