politica

Buscan llamar a estación de subte Echeverría-Mártires Palotinos

Por Agencia Télam

31-07-2020 05:30

El presidente del bloque del Frente de Todos en la Legislatura porteña, Claudio Ferreño, presentó hoy un proyecto de ley para que la actual estación de subte de la línea B "Echeverría" lleve también el nombre de "Mártires Palotinos" en recuerdo de los sacerdotes y seminaristas asesinados en 1976 por un grupo de tareas de la dictadura militar, en la iglesia de San Patricio, en el barrio de Villa Urquiza.

La iniciativa será discutida por la Comisión de Cultura de la Legislatura y se suma a varios proyectos que buscan sumar nomenclatura a algunas de las paradas del subte, entre ellos, denominar "Corrientes-Ana Frank" a la estación de la línea H y "Río de Janeiro-Marielle Franco" en la línea B.

El proyecto del Frente de Todos busca recordar a los sacerdotes Alfredo Leaden, Pedro Dufau y Alfredo José Kelly como los aspirantes Salvador Barbeito Doval y Emilio José Barletti, quienes fueron víctimas, el 4 de julio de 1976, de lo que se conoció como "La masacre de San Patricio", por la parroquia en la que prestaban asistencia los religiosos.

"Durante esa oscura jornada el recientemente instalado gobierno de facto ejecutó nada menos que el asesinato de tres sacerdotes y dos seminaristas de la Congregación Palotina dentro de la Parroquia de San Patricio, en la actual comuna de Villa Urquiza, donde también se encuentra la estación aludida", indicó Ferreño en los fundamentos de su iniciativa.

En ese sentido, el legislador destacó que "los padres palotinos dejaron una marca indeleble en nuestra sociedad, y recordó "la masiva misa realizada tras la masacre celebrada por el nuncio Pío Laghi a la que concurrieron miles de personas fue tan solo una de las miles de manifestaciones de agradecimiento que la comunidad cristiana en particular y los argentinos en general le han otorgado a estos verdaderos mártires de nuestra historia reciente".

"Afortunadamente, tras décadas de incertidumbre judicial y causas que naufragaron, este lamentable hecho se investiga como delito de lesa humanidad en lo que significa un faro a nivel mundial en políticas de Estado en materia de derechos humanos", sostiene el proyecto.

Y concluye en que "la valentía" de las víctimas de aquella masacre "no puede ser olvidada, por lo que recordarlos en una estación de subterráneo próxima a la Parroquia de San Patricio como lo es Echeverría de la línea B es tan sólo uno de los miles de homenajes que se merecen estos verdaderos hombres de servicio".

(Télam)