politica

Alfredo Leuco reeditó su libro Juicio y Castigo, con críticas al kirchnerismo

Por Agencia Télam

22-07-2019 09:30

Alfredo Leuco presentó la actualización de su libro "Juicio y Castigo", en el que el periodista analiza de manera crítica los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y también el rol de la actual primera fuerza de la oposición, y en esa línea de pensamiento afirmó que "el kirchnerismo, para mí, es el robo del siglo".

"Yo lo llamo el robo del siglo. Ningún gobierno en democracia generó tantos hechos de corrupción como el kirchnerismo", opinó Leuco en una entrevista con Telam.

Respecto de las PASO del 11 agosto, el periodista vaticinó que "Mauricio Macri y Cristina Kirchner van a estar cada uno cerca de los 40 puntos", mientras los demás espacios "todos los días se van licuando un poquito".

Según Leuco, en las próximas elecciones presidenciales "se pondrá en juego el sistema democrático"; y en ese sentido, admitió su preocupación por cómo el kirchnerismo "radicalizó su mensaje, más allá de que pongan como mascarón de proa a Alberto Fernández".

Télam: ¿Por qué dice usted que su libro combate la "amnesia social"?

Alfredo Leuco: Los seres humanos nos vamos quedando con los mejores recuerdos...Pienso si la gente se habrá olvidado del cepo, el autoritarismo, el elogio a Omar "Caballo" Suárez, a los barrabravas y tantas cosas.

T:¿Cómo define al kirchnerismo?

AL: Nunca hubo en la Argentina algo así y compite contra los gobiernos más corruptos del mundo. Yo lo llamo el robo del siglo. Ningún gobierno en democracia generó tantos hechos de corrupción como el kirchnerismo. El otro tema gravísimo es la profanación de los derechos humanos. Los derechos humanos no deberían ser ni de derecha ni de izquierda.Yo repudio de la misma forma lo que hizo el pinochetismo, y lo que hace Nicolás Maduro. Pero con las denuncias que ha hecho Michelle Bachelet, no han dicho una palabra.

T:¿Por qué dice que Alberto Fernández, en el caso de ganar, será "un testaferro"?

AL: Son para mí populismo de izquierda o chavismo K. Aquellos que reivindican a Chávez o a Cuba, y no tienen problemas en vincularse con Irán, un Estado terrorista, se creen de izquierda, pero son profundamente reaccionarios y conservadores. Ese sector está más ligado a la Cristina Kirchner de los últimos tiempos, con una empatía estética con esos sectores de izquierda, sintetizado en La Cámpora. Esos sectores van a disputar el poder. Y Alberto Fernández no le resiste un round a La Cámpora y a Cristina. Porque él sabe que los votos no son de él...

T: En esta campaña puede verse que en cada extremo de la grieta se piensa que si gana el candidato contrario el país se acaba. ¿Cómo lo analiza?

AL: Esa es la dimensión de la grieta, yo lo llamo "fractura social expuesta". Es la dimensión del odio que han creado, y es triste, porque la grieta peronismo-antiperonismo nos costó décadas.

T:¿No tiene críticas sobre el Presidente Macri?

AL: Entre sus grandes fracasos está la economía. No pudo doblegar a la inflación y recién ahora parece haberle doblado el espinazo. No pudo fortalecer el consumo, y subieron la pobreza y la desocupación. Fue el mayor error, pero lo está empezando a corregir. Pero creo que Macri ha sido sí el mejor canciller, por huir de Venezuela, Irán y acercarnos a los países modernos y desarrollados. El otro gran acierto fue instalar la verdad como un valor.

T:¿Cómo ve el tono de la campaña?

AL: Hay campaña sucia del kirchnerismo. Ellos inventaron un papel para ensuciar a Enrique Olivera, y fue Alberto Fernández. Yo trabajaba en América y vino una persona y me ofreció a mi esos papeles, como si me dieran un primicia. Cuando lo vi y le dije 'dejame que lo chequeo', se lo llevaron a otro que no chequeó. Eso no me lo contó nadie. El gobierno de Macri tiene muchos errores, pero no hace operaciones sucias.

T:¿Que le diría a Macri y a Cristina Kirchner si se los cruzara mañana?

AL: A Macri le diría que tiene que revisar su política a los sectores medios y medios bajos. Hay dos millones de los que lo votaron en 2015, que hoy están peor económicamente. A Cristina Kirchner yo no le creo nada, no confío en ella. (Télam)