politica

70 organizaciones pidieron paridad de género en la ampliación del Superior Tribunal fueguino

Por Agencia Télam

20-08-2020 03:30

Un grupo de 70 organizaciones sociales y feministas, nucleadas en el llamado Movimiento de Mujeres Ushuaia (MMU), presentó a la Legislatura de Tierra del Fuego un pedido para incorporar la cuestión de género al proyecto de ampliación del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, informaron hoy a Télam activistas vinculadas a la iniciativa.

La agrupación pretende que se regule el ingreso de mujeres a los cargos del máximo tribunal fueguino, a partir de un proyecto de ley que evalúa ampliar de tres a cinco los jueces de ese organismo, y que según fuentes legislativas podría ser aprobado la semana próxima.

“Esperamos que la Legislatura, siguiendo los estándares que se vienen discutiendo desde el Movimiento de Mujeres, modifique el proyecto de ley para asegurar la paridad de género en el Superior Tribunal”, aseguró a esta agencia la abogada Solange Verón, una de las impulsoras de la iniciativa.

Verón sostuvo que hace falta una “mirada de participación de las mujeres y de diversidad en la cabeza del Poder Judicial, no solo para equiparar el acceso a cargos de poder, sino para garantizar la perspectiva de género a la hora de impartir de justicia”, indicó.

El MMU recordó que en 2019 tuvieron que recurrir a la justicia provincial para garantizar el acceso femenino a las bancas del Concejo Deliberante de Ushuaia, ocupadas por varones en su totalidad durante el período institucional 2015-2019.

“Fuimos a la justicia cuando nuestros derechos de representación democrática se vieron vulnerados. Esa batalla llegó hasta el Superior Tribunal, organismo que admitió esa situación. Es sumamente llamativo que ahora no den el mismo debate cuando se trata de los cargos del propio órgano de conducción de la política judicial”, fundamentó Luz Scarpati, comunicadora social y activista del feminismo en Ushuaia, en dialogo con Télam.

La solicitud al parlamento fueguino fue acompañada con más de 100 firmas, de las que 70 corresponden a organizaciones locales y nacionales, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) la Asociación de Pensamiento Penal, Amnistía Internacional Argentina y la Asociación Justicia Legítima, entre otras.

Según el documento entregado a los legisladores, la planta de personal de la justicia fueguina está compuesta por 698 agentes, de los que “el 51% son hombres, mientras que el 49% mujeres”.

Sin embargo, de acuerdo al Mapa Interactivo de Género publicado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, actualizado hasta el año pasado, en Tierra del Fuego “hay 43 magistrados y sólo 8 son mujeres”, mientras que “el 80% de los cargos más altos del Ministerio Público Fiscal son ocupados por hombres” y “en el Ministerio Público de la Defensa hay 11 defensores y sólo 4 son mujeres”.

La cuestión de género no es el único cuestionamiento al proyecto de ampliación de la Corte provincial, impulsado por los actuales jueces del organismo, en especial su presidente Gonzalo Sagastume.

Abogados autoconvocados, periodistas y dirigentes sociales nucleados en la agrupación “Otra Justicia” también criticaron “la oportunidad de la iniciativa, en medio de la pandemia de coronavirus y cuando existen restricciones hasta de los legisladores para asistir al recinto”, señalaron en un documento público sobre el tema.

A su vez, el secretario general de la Unión de Empleados Judiciales en el distrito, Luis Bechis, criticó que la ampliación del Superior Tribunal “no se produzca en el marco de una reforma más integral, como ocurre en el resto del país” y que “se dejen de lado otras prioridades del servicio de justicia”, explicó en dialogo con medios locales.

Bechis presentó, en nombre del gremio, un proyecto de ley para reformar el funcionamiento del Consejo de la Magistratura, encargado de seleccionar a los jueces provinciales, y dotarlo “de un jurado técnico de evaluación y de la participación de vecinos en la etapa de entrevistas de los candidatos”, evaluó. (Télam)