internacionales

Vizcarra busca enfriar la crisis por un proyecto minero en el sur de Perú

Por Agencia Télam

16-07-2019 03:30

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, admitió hoy que "no están dadas las condiciones" para la construcción de la mina Tía María, proyectada como el yacimiento de cobre más grande de Sudamérica, luego de que las autoridades y los habitantes de la sureña provincia de Islay se levantaran contra la iniciativa.

"Aquí lo más importante es qué dice el gobierno respecto a este proyecto: que no están dadas las condiciones para comenzar", dijo Vizcarra.

El gobierno peruano emitió semanas atrás un autorización de construcción a la empresa Southern Perú, del Grupo México, lo que derivó en la inmediata reacción de la población en la región de Arequipa, incluida la declaración de un paro por tiempo indefinido.

"Hay que distinguir un trámite meramente administrativo que cumplió la empresa minera; se terminó el trámite, y lo que correspondía, legal y administrativamente, es otorgar este documento de la licencia de construcción", señaló Vizcarra en una declaración pública.

Agregó que el gobierno comunicó "claramente a la empresa, a las autoridades y a la población que no significa la autorización para empezar la construcción, porque no están dadas las condiciones y en ese aspecto hay coincidencia".

El presidente aclaró que la licencia otorgada no puede ser anulada, pero aseguró que apuesta a generar una instancia de diálogo para solucionar el problema, según informó el diario limeño El Comercio.

Los pobladores de Islay cumplieron hoy una segunda jornada de paro por tiempo indefinido en el valle agrícola del Tambo, donde se planea construir la mina, debido a que consideran que el proyecto pone en peligro los recursos hídricos y los cultivos de la zona.

Este proyecto fue reflotado después de que fracasara otro en 2015, cuando una serie de manifestaciones de protesta derivó en enfrentamientos que dejaron cuatro muertos y más de 300 heridos.

Cuando se le concedió la licencia, Southern Perú aseguró que no iniciaría las obras "sin antes generar, en coordinación con el Ejecutivo, espacios de diálogo para absolver las inquietudes y dar las garantías que la población necesita a fin de lograr un contexto social más favorable".

Al éxito de ese diálogo apuesta ahora el presidente Vizcarra, quien no quiere revocar la licencia pero tampoco dar la orden de inicio a las obras.

Las protestas contra el plan minero son encabezadas por el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres, quien llegó a tildar a Vizcarra de "traidor" cuando entregó la licencia.

"Sé de las declaraciones que ha hecho el gobernador regional de Arequipa y absolutamente no estoy de acuerdo con ellas, pero nunca rompo la comunicación, porque es la forma de encontrar las soluciones mas adecuadas", replicó hoy el presidente. (Télam)