internacionales

Venezuela: Denuncian a Gobiernos de Colombia, Perú y Brasil

Por Agencia ANSA

23-12-2019 05:00

CARACAS, 23 DIC - Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación del gobierno de Nicolás Maduro, denunció hoy la presunta complicidad de los gobiernos de Colombia, Perú, y Brasil en el presunto plan "Navidad Sangrienta" que pretendían activar con grupos "de mercenarios" para asaltar unidades militares en Caracas y otros seis estados.

"Estos criminales fueron entrenados en campamentos paramilitares plenamente identificados en Colombia, y recibieron la colaboración artera del Gobierno de Jair Bolsonaro", dijo desde el Palacio de Miraflores en Caracas.

Indicó que se planeó "una operación donde un grupo de desertores en Cali (Colombia) amparados por el gobierno de Iván Duque se dirigían hacia Perú, para planificar la logística para asaltar las unidades militares en Venezuela".

"De Perú se desplazan por tierra hasta Manaos y de aquí viajan a Pacaraima, se quedan durante 15 días, donde reciben instrucciones y la planificación", agregó.

Según Rodríguez la intención era derribar un avión colombiano, y luego decir que se habían utilizado lanzacohetes de la Fuerza Armada venezolana.

"Ese era el falso positivo.

Si algo sabe el gobierno de Iván Duque es de cocaína y de falsos positivos", afirmó.

Rodríguez comentó que "para eso es que utilizan a los desertores los gobiernos de Colombia, Perú y Brasil, para sembrar violencia, destrucción y muerte y luego los desechan".

Detalló que durante el asalto perpetrado la madrugada del domingo al batallón de infantería de Selva 513, en la Gran Sabana, Estado Bolívar (sur) "se robaron 120 fusiles de alta potencia y nueve lanzas cohetes RPG".

"Se recuperaron los lanzacohetes y los fusiles de asaltos de alta potencia, algunos se encuentran desaparecidos porque los tienen los criminales que aún se encuentran prófugos", expresó.

El ministro emplazó a Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, y Joseph Borrell, alto representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea a "no jugar" con los derechos humanos.

"Piensen en el rostro de Luis Jampier Caraballo Marcano (21 años), quien fue asesinado por la acción de estos criminales, mercenarios dirigidos por Juan Guaidó, Leopoldo López y amparados por el gobierno de Duque", aseguró.

En este sentido acusó a los diputados Fernando Orozco, Gilbert Caro e Ismael León, y al dirigente Vilca Fernández, de liderar la supuesta banda criminal, y a los diputados en el exilio Gaby Arellano y José Manuel Olivares de formar parte del plan desestabilizador.

Refirió que Caro, quien fue detenido la noche del viernes en Caracas, es "un criminal confeso y reincidente en sus acciones de violencia".

"Borrell que intercede tanto por Gilbert Caro, no sabe que pagó condena por homicidio intencional, 15 años de cárcel, luego estuvo preso por narcotráfico y luego fue protagonistas de todas las acciones violentas que costaron la vida de 43 venezolanos en el 2014 y 139 en el 2017", señaló.

Por otra parte, instó al gobierno de Jair Bolsonaro a entregar a los supuestos financistas del ataque.

"¨El gobierno de Brasil no tiene nada que ver? Pues, que nos entreguen a los que financiaron a los criminales en Pacaraima", exigió.

(ANSA).