internacionales

Una modificación de agenda inspira la ofensiva politica y mediática contra Sánchez

Por Agencia Télam

16-01-2020 11:00

El flamante gobierno de coalición progresista español recibió hoy artillería pesada por parte de la prensa conservadora y liberal, que lo acusó de "autoritario" haciéndose eco de la estrategia de desgaste iniciada por la oposición a raíz del cambio de día de las reuniones del Consejo de Ministros.

El Ejecutivo formado por socialistas y el partido de izquierda Unidas Podemos (UP), el primero de coalición desde la recuperación de la democracia en España en 1977, se estrenó el martes con su primera reunión del Consejo de Ministros, que adoptó varias medidas de calado -como la polémica propuesta de la ministra de Justicia saliente, Dolores Delgado, como Fiscal General y una revalorización de las pensiones- y una organizativa y estratégica que se convirtió en una "cuestión de Estado" para la oposición de derecha y ultraderechista.

Se trata de la decisión del gobierno de trasladar las reuniones semanales del gabinete ministerial de los viernes a los martes, una cuestión que está motivada, según el gobierno, en la necesidad de una mayor "planificación y eficacia", aunque también les permitirá marcar la agenda de la semana.

El frente opositor formado por el Partido Popular (PP), Ciudadanos y los ultraderechista de Vox inmediatamente se puso en pie de guerra al considerar que la medida pretende "mermar su capacidad" y "silenciarlos".

El tono de la crítica lo marcó en la víspera la vocera del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, quien atribuyó al gobierno de Sánchez una "pulsión autoritaria".

"Este gobierno busca un poder al margen del control judicial y ahora además lo quiere al margen del control legislativo", dijo la diputada y marquesa con raíces argentinas.

"La oposición se revela contra Sánchez para evitar que se amordace el Congreso", afirmó hoy el diario El Mundo en su tapa, secundando el relato opositor.

"Moncloa amordaza a la oposición en el Congreso al cambiar el Consejo a los martes", remarcó por su parte el periódico La Razón.

El argumento opositor se deriva del hecho de que si la reunión del gabinete de ministros es los martes, entonces habría muy poco margen para introducir preguntas relacionadas con las decisiones del gobierno de cara a las sesiones de control parlamentarias de los miércoles.

Actualmente los parlamentarios cuentan con 48 horas desde los viernes para introducir cambios en sus preguntas para adaptarlas a la actualidad.

Sin embargo, los datos históricos demuestran que en los últimos 12 años sólo se produjeron 5 cambios de preguntas relacionadas con los Consejos de Ministros, de acuerdo con los servicios de información del Congreso de los Diputados. (Télam)