internacionales

Un profesor belga fue suspendido por haber mostrado caricaturas de Mahoma a sus alumnos

Por Agencia Télam

30-10-2020 05:45

Un profesor fue suspendido esta semana en Bélgica por haber mostrado a sus alumnos, de entre 10 y 11 años, una de las caricaturas de Mahoma de la polémica revista francesa Charlie Hebdo, considerada "obscena" por la dirección del centro educativo y que es rechazada por la comunidad musulmana, cuyos grupos más radicalizados causaron ya varias tragedias.

La información, revelada por el diario La Libre Belgique, fue confirmada a la agencia de noticias AFP por el portavoz de la alcaldía de Molenbeek, donde ocurrieron los hechos.

"Dos o tres padres" se quejaron a la dirección de esta escuela de primaria de que un profesor mostró "a niños de 5º y 6º de primaria" un dibujo del profeta musulmán desnudo, en el que se veían las partes genitales, explicó el portavoz Rachid Barghouti.

El profesor belga mostró una de las polémicas caricaturas de la revista satírica francesa durante una clase sobre la libertad de expresión y decidió hacerlo tras el asesinato del profesor francés Samuel Paty, decapitado el 16 de octubre por haberlas exhibido a sus alumnos de secundaria.

El director de la escuela de Molenbeek denunció al docente a las autoridades de tutela, es decir, a los concejales del Gobierno municipal, que decidieron suspenderlo.

El profesor "compareció el jueves ante el consejo comunal (el alcalde y sus concejales) y lo suspendieron", precisó Barghouti, quien aclaró que "no es una sanción, sino que supone iniciar el procedimiento disciplinario".

Otra reunión entre el profesor y representantes municipales se celebrará el próximo jueves y en en ella podría decidirse una posible sanción.

"Nuestra decisión está únicamente basada en el hecho de que se trata de imágenes obscenas, si no hubiera sido el profeta, hubiéramos tomado la misma decisión", explicó el portavoz de la alcaldesa socialista Catherine Moureaux, que gobierna este municipio en coalición con liberales francófonos.

Molenbeek-Saint-Jean es una localidad de 100.000 habitantes que cuenta con una importante comunidad magrebí y que fue considerada la cuna del yihadismo en Europa después de que varios jóvenes de esta ciudad de la periferia de Bruselas estuvieran implicados en los atentados de París del 13 de noviembre de 2015. (Télam)