internacionales

Un periodista mexicano fue asesinado cuando cubría el hallazgo de restos humanos, según ONG

Por Agencia Télam

09-11-2020 07:15

Un reportero de un periódico digital del centro de México fue asesinado a tiros hoy cuando cubría el hallazgo de restos humanos en el violento estado de Guanajuato, denunciaron las organizaciones Reporteros Sin Fronteras y el Comité para Protección de Periodistas (CPJ).

Israel Vázquez, reportero del diario El Salmantino, de la ciudad de Salamanca, es el séptimo periodista asesinado en México este año, según un conteo de la agencia de noticias AFP.

No obstante, autoridades estatales no respondieron a solicitudes del medio francés para confirmar la muerte.

"El CPJ lamenta el fallecimiento de Israel Vázquez Rangel, el tercer reportero asesinado en México en menos de un mes", escribió el CPJ en Twitter.

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó los hechos y pidió al Gobierno de Andrés López Obrador brindar medidas de seguridad para los familiares y compañeros de trabajo de Vázquez.

"En menos de un mes han matado tres periodistas, 17 en este sexenio, siete periodistas muertos este año, es una situación muy lamentable porque las condiciones de violencia en México, sobre todo para los periodistas, se mantienen", expresó Balbina Flores, representante en México de RSF.

Según una directiva del diario, la agresión ocurrió por la mañana cuando la víctima fue sorprendida por dos hombres que le dispararon y luego huyeron en un automóvil.

Vázquez, quien escribía sobre temas policíacos, fue atendido por personal de la Cruz Roja y trasladado a un hospital, donde horas más tarde falleció.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, con más de un centenar de asesinados desde 2000, diez de ellos en 2019.

Más del 90% de estos crímenes permanecen impunes, según RSF y Artículo 19, otra organización dedicada a la defensa de periodistas.

El pasado 30 de octubre fue asesinado a balazos Arturo Alba Valdivia, reportero del grupo Multimedios, en el estado norteño de Chihuahua. (Télam)