internacionales

Un funcionario de inteligencia acusó a la Casa Blanca de frenar la investigación sobre el Rusiagate

Por Agencia Télam

09-09-2020 06:30

El presidente y candidato a la reelección Donald Trump no para de sumar escándalos en plena campaña electoral, luego de que un un alto funcionario de inteligencia de Estados Unidos denunciara hoy que el Gobierno le ordenó frenar el análisis de información sobre la presunta injerencia electoral rusa, conocida como Rusiagate.

Brian Murphy, ex titular provisorio de la división de inteligencia de la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Seguridad Interior y actual funcionario de la división de gestión de la misma oficina, presentó ayer una denuncia ante el inspector general de la cartera del Gobierno para denunciar "un intento de abuso de autoridad" de sus superiores en nombre de Trump, según publicó hoy el canal ABC.

En 24 horas, Murphy denunció cómo sus sucesivos superiores en este Gobierno -entre ellos el ex secretario de Seguridad Interior Kirstjen Nielsen y los actuales titulares de la cartera, Chad Wolf y su número dos, Ken Cuccinelli- intentaron "censurar o manipular información de inteligencia" vinculada a la investigación sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones generales de 2016.

La oposición demócrata y algunos de los principales medios denunciaron en los últimos cuatro años que servicios de inteligencia rusos interfirieron en las elecciones estadounidenses de 2016 plantando información falsa en medios y redes sociales, hackeando los emails de la cúpula del Partido Demócrata y su candidata presidencial, Hillary Clinton, y manteniendo reuniones secretas con la campaña de Trump.

Tanto el FBI como varias comisiones del Congreso federal investigaron las acusaciones. En ninguno de los casos se concluyó que existió una complicidad explícita de la campaña de Trump con Rusia para ganar las elecciones.

Murphy contó en su denuncia que en mayo pasado, Wolf le "instruyó" que "dejara de proveer análisis de inteligencia sobre la amenaza de una interferencia rusa en Estados Unidos y, en cambio, que empiece a reportar sobre las actividades de interferencia de China e Irán".

El funcionario le pidió al inspector general del Departamento de Seguridad Interior que investigue cómo se manejó internamente la investigación de la presunta interferencia rusa en los últimos años y en la actualidad.

Tras conocerse la denuncia de Murphy, el demócrata Adam Schiff, el presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja del Congreso, una de las comisiones que investigó el escándalo conocido como Rusiagate, lo invitó a declarar al Capitolio.

En la carta que envió a los abogados de Murphy, Schiff aseguró que su denuncia "revela un patrón sostenido y preocupante de mala conducta por parte de funcionarios importantes del Gobierno de Trump". (Télam)