internacionales

Un brote de bacterias intrahospítalarias complica a un hospital de Lima colapsado por el coronavirus

Por Agencia Télam

25-07-2020 02:45

La aparición de un combo de infecciones intrahospitalarias en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nuevo Hospital de Emergencias ATE de Lima suma dramatismo a la crítica situación sanitaria que presenta Perú, con sus centros de atención colapsados por los pacientes infectados con coronavirus, reveló hoy una investigación del diario limeño El Comercio.

Ese Hospital de Emergencias fue inaugurado hace dos semanas por el presidente Martín Vizcarra, quien señaló que estaba “listo para atender a 110 pacientes en UCI” y anunció que se convertirá en el Instituto Nacional de Medicina Crítica.

Pero, urgido por el desborde de la estructura sanitaria que generó la pandemia de coronavirus que tiene a Perú como el séptimo país con más contagios a nivel global con 375.961, y noveno en cuanto a muertos, con 17.849, el hospital atiende exclusivamente a pacientes infectados con Covid-19 y está colapsado.

Según pacientes y médicos intensivistas entrevistados por El Comercio, “además del hacinamiento, se han diseminado bacterias multidrogorresistentes entre las personas graves en UCI que están conectadas a un ventilador (respirador) mecánico”.

La investigación contabilizó que al menos 19 pacientes “se contagiaron intrahospitalariamente con bacterias acinetobacter, klebsiella y pseudomona” que “tienen una tasa de mortalidad del 50% al 80%”, según Fiorella Krapp, infectóloga e investigadora del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humgoldt.

Los familiares de los pacientes revelaron que los médicos les informaron de esta situación y que estas bacterias requerían con urgencia de antibióticos como colistrina y tigeciclina, ambos medicamentos escasos en el mercado y con precios que varían entre los 150 y los 400 soles (42,50 a 113,75 dólares) la unidad.

Además de historias de vida y testimonios de familiares de los pacientes, la investigación publica testimonios de dos médicos intensivistas de este hospital, quienes bajo pedido de anonimato contaron al matutino limeño que la aparición de estas bacterias “se detectó hace un mes y medio, justo cuando trajeron de emergencia a los médicos de Iquitos. Antes no se nos morían tantas personas, pero esto ya se ha vuelto inmanejable”.

“Se debe separar el área contaminada del paciente infectado, pero no se hace porque no hay enfermeras. Si pides algo, no hay”, detalló el informe, ya añadió: “Tampoco hay dinero para adquirir insumos o para un nuevo infectólogo”.

Otro médico intensivista detalló el hacinamiento: “Al menos deberían poner al costado de los infectados por bacterias un mandilón (guardapolvo especial) y una caja de guantes. Una enfermera no puede trabajar con un paciente limpio y otro contaminado”.

La distancia entre una cama UCI y otra debe ser de 180 cm, pero ello no se cumple. El doctor contó que están separadas por menos de 90 cm. Agregó que no tienen protección estéril. “No tenemos nada”, dijo.

El director médico del hospital, Luis Loro, admitió en declaraciones a El Comercio, la existencia de un brote bacteriano.

“Tomamos conocimiento de este brote y se implementó el control de infecciones. Contratamos de inmediato a un infectólogo y se creó un comité que está integrado por el jefe de UCI –donde se producen este tipo de infecciones– y los jefes de departamento de Medicina y de Emergencia. Entonces se hizo la conformación del Comité de Infecciones”, precisó.

Loso aseguró, además que se reportó este brote al Ministerio de Salud.

“Nosotros reportamos todos los días a la matriz tanto de la Dirección General de Operaciones en Salud como a la Dirección General de Epidemiología, de los casos y las acciones que estamos tomando, porque hay enfermedades que son de reporte obligatorio”, apuntó.

Si bien el director del hospital no convalidó los testimonios de los médicos de la UCI y de los familiares, admitió que estas bacterias son muy graves y que es probable que algunos pacientes hayan “traído” esos gérmenes de otros hospitales de Lima y de otras regiones del país.

“La tasa de mortalidad es muy alta si se asocia a otros factores. El asunto es que estas infecciones intrahospitalarias en una persona normal no harían tanto daño, pero estos pacientes tienen otros factores de comorbilidad. Estamos hablando de 70% u 80% de mortalidad”, dijo.

Agregó que ya han solicitado la adquisición de colistina, pero los médicos exigen a los familiares comprarlos, sin considerar que muchos de ellos carecen de recursos económicos. (Télam)