internacionales

U: La crisis humanitaria en Yemen está en su peor momento

Por Agencia Télam

28-07-2020 06:45

La crisis humanitaria más grave del mundo, la de Yemen, está en su peor momento desde el inicio de la guerra, alertó hoy la U y advirtió que, si no hay un acuerdo pronto, las perspectivas de paz se desvanecerán.

“La crisis humanitaria en Yemen nunca ha sido peor. Quiero ser claro en ese punto. La hambruna vuelve a estar en el horizonte. El conflicto vuelve a aumentar. La economía está otra vez por los suelos. Las agencias humanitarias están nuevamente casi arruinadas”, afirmó el jefe humanitario de la U, Mark Lowcock, en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la U en Nueva York.

El país más pobre de la península árabiga está sumido en una guerra entre rebeldes chiitas hutíes y el Gobierno reconocido internacionalmente, apoyado por una coalición liderada por Arabia Saudita, que desde 2015 lleva adelante una campaña diaria de bombardeos y un bloqueo total, con el objetivo de asfixiar y derrotar al movimiento insurgente aliado de Irán.

Tras más de cinco años de guerra, la U designó a Yemen como la peor crisis humanitaria en el mundo -con más de 100.000 de muertos, más de 3 millones de desplazados y más del 84% de la población dependiente de ayuda externa alimentaria para sobrevivir.

A este desolador panorama, se suman las recientes inundaciones, la plaga de las langostas del desierto y el coronavirus, aunque en el marco de la pandemia, Yemen registra cifras bajas, con 1.691 casos y 483 muertes, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins.

Ante el máximo órgano de decisión de la U, Lowcock apuntó hoy a todos estos asuntos mencionados y sumó otro riesgo: existe el peligro de una fuga masiva de crudo del petrolero Safer, abandonado desde hace años a pocos kilómetros de la costa yemení, en el Mar Rojo.

El responsable de la U lamentó la falta de avances en las conversaciones sobre la situación del Safer y advirtió que un vertido podría impedir el uso durante semanas o meses de los puertos de Al Hudeida y Salif, fundamentales para la entrega de productos básicos y ayuda humanitaria, especialmente en medio del bloque del resto de las fronteras impuesto por Arabia Saudita.

Lowcock advirtió que la misión de ayuda en Yemen está “al borde del colapso”, con recortes severos en muchas de las actividades más esenciales, como las entregas de comida, informó la agencia de noticias EFE.

Explicó que antes se facilitaban alimentos a unos 13 millones de personas cada mes, mientras que ahora, por la falta de recursos, únicamente cinco millones de ellas están recibiendo raciones completas, mientras que ocho millones las ven limitadas a la mitad.

Y precisó que las organizaciones que trabajan en Yemen solo han recibido hasta ahora un 18% del dinero que necesitan para funcionar este año, lo que puede suponer el cierre de centros médicos y de suministro de agua potable en varios puntos.

Mientras, en el plano político, las cosas no están avanzando como se esperaba, según reconoció el mediador de la U, Martin Griffiths, que también compareció ante el Consejo de Seguridad.

Las negociaciones entre el Gobierno yemení y los rebeldes hutíes -que controlan buena parte del país, incluida la capital- se alargan desde hace cuatro meses y sigue sin haber un acuerdo, que permitiría establecer un alto el fuego en todo el país, impulsar medidas humanitarias y retomar las conversaciones para el fin del conflicto.

Las declaraciones de hoy de los funcionarios de la U se producen una semana después de que tres agencias de Naciones Unidas advirtieron que la escasez de alimentos en Yemen aumentará en los próximos seis meses, principalmente debido al declive económico general y la pandemia .

Un informe del Programa Mundial de Alimentos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Organización para la Agricultura y la Alimentación dijo que se espera que el número de personas que enfrentan altos niveles de inseguridad alimentaria aguda aumente de 2 millones a 3,2 millones en el sur del país. (Télam)