internacionales

Túnez investiga reivindicación del ataque en iglesia de Francia por parte de un grupo desconocido

Por Agencia Télam

30-10-2020 12:15

Las autoridades tunecinas iniciaron una investigación para establecer si un grupo llamado Organización Mahdi existe y, en ese caso, si llevó a cabo el ataque que dejó tres muertos en una iglesia de la ciudad francesa de Niza, tal como proclamó en redes sociales, informó hoy la agencia de noticias estatal TAP.

La fiscalía del tribunal encargado de las causas de extremismo delegó la investigación a una unidad especial que estará encargada de determinar si el grupo existe y si es cierto que estuvo detrás del ataque llevado a cabo ayer dentro de la basílica de Notre Dame de Niza.

El presunto autor del ataque mortal con cuchillo contra un hombre y dos mujeres es un tunecino de 21 años, que llegó a Francia el 9 de octubre desde Italia, y que fue herido por la policía e internado en condiciones muy serias.

El joven ya había intentado, en vano, la peligrosa travesía del Mediterráneo hacia Italia. Pero esta vez no advirtió a sus allegados de la nueva tentativa, según su hermano.

En una entrevista con el canal saudita Al-Arabiya, la madre del atacante dijo que estaba conmocionada por los hechos.

Residente en la provincia tunecina de Sfax, la mujer dijo que se sorprendió con la noticia de que su hijo se encontraba en Francia cuando éste la llamó a su llegada y que no tenía idea de lo que el joven planeaba hacer.

Su hermano dijo que el autor del ataque le había informado a su familia que dormiría frente a la iglesia, y que les envió una foto de la basílica donde mató a sus tres víctimas.

Según dijeron sus familiares a la agencia de noticias AFP, el joven se había volcado a la religión y aislado socialmente en los últimos años.

"Hace unos dos años y medio que reza. Iba del trabajo a casa, no salía y no se mezclaba con los demás", explicó la madre.

Antes, "bebía alcohol y consumía drogas. Yo le decía: ¿Somos pobres y tú desperdicias dinero?. Y me respondía: Dios me va a orientar hacia el buen camino", agregó la mujer.

Las autoridades tunecinas, que identificaron al joven como "Brahim Aouissaoui, nacido en 1999", señalaron que no lo tenían fichado "como terrorista", informó Mohsen Dali, fiscal general adjunto del tribunal de primera instancia de Túnez, en declaraciones a AFP.

Agregó que "abandonó el país clandestinamente el 14 de septiembre y tiene antecedentes penales de violencia y drogas", agregó.

Las salidas de Túnez a Italia se han acelerado considerablemente en los últimos meses, debido al efecto combinado de la pandemia, que disparó el índice de desempleo en un país que ya tiene dificultades para responder a las expectativas sociales de su población, con el de la crisis política. (Télam)