internacionales

Trump insiste en pedir un freno al recuento ante decenas de miles de votos ilegales

Por Agencia Télam

07-11-2020 11:45

El presidente de Estados Unidos y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, insistió hoy en el pedido de "frenar el recuento" en los estados que definirán los comicios ante "decenas de miles de votos recibidos ilegalmente".

"Decenas de miles de votos se recibieron ilegalmente después de las 20 el martes, día de las elecciones, cambiando total y fácilmente los resultados en Pensilvania y algunos otros estados", tuiteó el mandatario.

La estrategia de Trump desde las primeras horas luego de finalizada la elección es denunciar fraude y recurrir a la Justicia para frenar el recuento en los estados decisivos.

El republicano necesita sí o sí los 16 votos electorales de Georgia y los 20 de Pensilvania para mantener vivas sus esperanzas de ser reelecto, pero el recuento lo está dando por abajo de su rival demócrata, Joe Biden.

"Cientos de miles de votos fueron ilegalmente no permitidos de ser observados. Esto también cambiaría el resultado de las elecciones en numerosos estados, incluido Pensilvania", indicó el republicano en su red social favorita.

"Todos pensaron que se ganó fácilmente la noche de las elecciones, solo para ver desaparecer esa ventaja masiva", afirmó en referencia a que Biden pasó al frente en ese estado por más de 28.600 votos, luego de haber llegado a tener una desventaja inicial de más de 600.000 sufragios.

Trump afirmó que se bloquearon puertas y cubrieron ventanas "para que los observadores no pudieran ver el interior de las salas de recuento".

En ese marco, de acuerdo al magnate, "la gente gritó '¡detengan el conteo, exigimos transparencia!'.

Ayer, un juez rechazó un pedido del Partido Republicano para modificar el escrutinio en Nevada, revés que se suma a los que tuvo el oficialismo en Georgia y Michigan, mientras que la Corte Suprema de Pensilvania denegó la solicitud de detener el conteo de votos.

Trump permaneció todo el día de ayer en la Casa Blanca y desde su campaña dejaron en claro en un comunicado que no reconocerán un potencial triunfo demócrata, que "esta elección aún no terminó" y que, cuando concluya el recuento, el republicano "será reelecto".

El Presidente agregó que sus denuncias ya no se limitan "a ninguna elección en particular". "Esto se trata de la integridad de todo el proceso electoral", sentenció. (Télam)