internacionales

Trump echa más leña al fuego en el que parece incendiarse el gobernador de Puerto Rico

Por Agencia Télam

18-07-2019 04:45

Un día después de la imponente manifestación que ayer exigió la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, por la filtración de diálogos insultantes y ofensivos para personas y colectivos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó hoy el "liderazgo corrupto" de ese estado libre asociado.

"Conozco bien a la gente de Puerto Rico y son geniales. Pero gran parte de su liderazgo es corrupto", dijo Trump en su cuenta de Twitter, donde se lamentó porque "el Congreso de los Estados Unidos dio tontamente 92 mil millones de dólares para el alivio de huracanes", la mayor parte de los cuales fueron "desperdiciados".

Trump resaltó el gobernador Roselló se encuentra ahora "sitiado" y advirtió que "muchas cosas malas están sucediendo en Puerto Rico", antes de denunciar que sus autoridades se han "robado" todo lo que pudieron.

Roselló cayó en desgracia el pasado sábado, cuando el Centro de Periodismo Investigativo publicó casi 900 páginas de la red de mensajería Telegram con los chats entre Roselló y diferentes colaboradores de su gobierno, a los que dijo haber accedido gracias a una fuente anónima y que fueron captados entre diciembre de 2018 y enero de 2019.

El escándalo puso en crisis a todo el gobierno de Puerto Rico, un estado libre asociado a Estados Unidos.

En uno de esos diálogos, se lee un comentario sobre la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, en el que el representante del gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) asegura que está "salivando por caerle a tiros", razón por la cual la funcionaria planteó una demanda por amenaza de muerte.

Por otro lado, Rosselló llamó "puta" a la ex presidenta del Concejo Municipal de Nueva York Melissa Mark Viverito y se difundieron comentarios homofóbicos sobre el astro de la canción Ricky Martin, a quien un colaborador del gobierno llamó "chovinista masculino" que hace el amor con hombres ya que las "mujeres no están a su altura".

En ese contexto, ayer se llevó a cabo en Puerto Rico una de las más imponentes manifestaciones de protesta de su historia, ocasión en la que decenas de miles de personas, colectivos sociales, sindicatos y artistas exigieron la renuncia de Rosselló, quien días antes había descartado de plano la posibilidad de dimitir.

A esa demostración asistieron figuras como los cantantes Bad Bunny y Ricky Martin, además del actor Benicio del Toro.

La ceremonia terminó en medio de piedrazos, botellazos y gases lacrimógenos, en lo que los cronistas definieron como una verdadera "batalla campal" en el caso histórico de San Juan.

Roselló respondió hoy con una declaración en la que afirmó que tiene el compromiso, más fuerte que nunca, de llevar a cabo la política pública de su Gobierno y que cree firmemente en que es posible restaurar la confianza de la población, informó la agencia EFE.

Para mañana, viernes, está prevista otra manifestación para pedir la renuncia del gobernador, esta vez motorizada por los sindicatos. (Télam)