internacionales

Trump califica de vergonzoso el insulto de congresista palestina

Por Agencia Télam

04-01-2019 11:45

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó hoy de "vergonzoso" el insulto proferido en la víspera por la legisladora demócrata Rashida Tlaib, quien se refirió al mandatario como un "hijo de puta".

"Creo que sus comentarios fueron vergonzosos. Pienso que deshonró a su familia usando ese lenguaje frente a su hijo o quién quiera que estuviese allí", dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, citado por el portal de noticias Huffington Post.

La congresista palestina-estadounidense, una de las dos primeras musulmanas en ser elegida para el Congreso norteamericano, llamó ayer al presidente "hijo de puta" durante un acto público, horas después de haber asumido su cargo en el nuevo hemiciclo.

Tlaib profirió este insulto al citar una charla que tuvo con su hijo, en la que expresó su deseo de promover un impeachment contra el magnate republicano.

"Mi hijo me miró y me dijo: 'Mamá, mirá, vos ganaste. Los matones no ganan'. A lo que respondí: 'No, cariño. Por eso vamos a entrar allí y destituir al hijo de puta", relató citada por la agencia de noticias ANSA.

El discurso de la legisladora, viralizado a través de las redes sociales, causó indignación entre los legisladores republicanos, quienes, sin embargo, suelen ignorar este tipo de comentarios cuando es el mandatario el que los profiere.

El líder de la minoría republicana en la Cámara baja, Kevin McCarthy, consideró que los comentarios de Tlaib fueron "incorrectos", mientras que su correligionaria y legisladora por Wyoming, Liz Cheney, criticó el uso de "un lenguaje muy sucio".

La oposición, en cambio, intentó restarle importancia a las declaraciones de Tlaib.

La presidenta y líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien rechaza la idea de un impeachment, defendió el derecho a la libertad de expresión de la congresista.

"No me gusta ese lenguaje, no lo usaría, pero no creo que sea peor que lo que ha dicho el presidente", opinó.

A diferencia de sus predecesores, Trump no es un adepto del lenguaje "políticamente correcto" y sus comentarios han sido fuente de polémica en reiteradas ocasiones.

Desde su asunción, el mandatario se ha referido a Haití y otras naciones africanas como "agujeros de mierda", calificó a los mexicanos como "violadores" o incluso llamó al jugador profesional de fútbol americano Colin Kaepernick "hijo de puta" por arrodillarse mientras pasaban el himno. (Télam)