internacionales

Treinta muertos en violentos combates en la capital de República Centroafricana

Por Agencia Télam

26-12-2019 04:45

Al menos 30 personas murieron en violentos enfrentamientos armados que tienen lugar desde este miércoles en Bangui, la capital de República Centroafricana (RCA), informaron hoy autoridades locales.

Los combates estallaron entre grupos de autodefensa y comerciantes armados en el distrito PK5 de Bangui, controlado por un grupo rebelde que se autodenomina autodefensa de la zona y al que las fuerzas de la Misión de Naciones Unidas en República Centroafricana (Minusca) confiscó ya armas, munición y drogas.

Entre los fallecidos se encontrarían 18 combatientes y 12 civiles, según las cifras provisionales dadas por Mamadou Dangabo, encargado de misión en materia de resolución de conflictos comunitarios en el parlamento centroafricano y residente en el PK5, a la agencia de noticias EFE.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) dio una cifra provisional de 50 heridos.

El PK5 es un enclave de la comunidad musulmana de Bangui, ciudad eminentemente cristiana, conocido por sus actividades comerciales y que suele ser escenario de violentos enfrentamientos.

Los incidentes habrían comenzado tras una disputa entre un comerciante y un miembro del grupo de autodefensa, sumiendo al tercer distrito de Bangui en una psicosis generalizada durante las fiestas de Navidad y ocasionando el encierro de muchos habitantes en sus casas durante 24 horas de tensión, reportó la revista panafricana Jeune Afrique.

En ausencia de la presencia de la autoridad estatal en esta parte de la capital centroafricana, el cobro ilegal de impuestos por parte de las fuerzas de autodefensa, que imponen a los comerciantes sumas a pagar a cambio de asegurar sus tiendas y mercancías, conduce a menudo a la violencia armada.

Estos grupos armados siguen sembrando el terror en la capital a pesar de que aceptaron el cese de las hostilidades mediante el histórico acuerdo de paz entre el Gobierno y 14 grupos rebeldes firmado el pasado 6 de febrero en Bangui.

La RCA, país con una población de unos 4,6 millones de habitantes, vive un complicado proceso de transición desde que en 2013 los ex rebeldes Séléka derrocaron al presidente François Bozizé, desatando una ola de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos que ocasionó miles de muertos y que obligó a cerca de un millón de personas a abandonar sus hogares.

La elección de Faustin Archange Touadéra como nuevo presidente en febrero de 2016 debía abrir una nueva etapa para la República Centroafricana, que sin embargo todavía tiene muchos problemas para controlar a los grupos rebeldes. (Télam)