internacionales

Tras los escándalos, Francisco le quita el manejo de las finanzas a la Secretaría de Estado vaticana

Por Agencia Télam

05-11-2020 01:45

El papa Francisco dio el primer paso para quitar el manejo de las finanzas del Vaticano a la Secretaría de Estado, luego de una serie de escándalos por la compra de inmuebles en Londres que terminaron con la remoción de un cardenal, informó hoy la Santa Sede.

El Pontífice encabezó anoche una reunión con la cúpula de la secretaría de Estado, encabezada por el cardenal italiano Pietro Parolin, y con el Presidente de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), Fernando Vérgez, que absorberá el control de la economía vaticana, dijo el vocero papal Matteo Bruni.

Según Bruni, "el objetivo de la reunión era promover la aplicación" del cambio de la gestión de las finanzas vaticanas, que el Papa dispuso a fines de agosto.

"En la misma reunión, el Papa creó la 'Comisión de paso y control', que entra en funcionamiento con efecto inmediato" para monitorear el traspaso de las funciones, dijo Bruni en un comunicado.

Francisco estableció que la Secretaría de Estado "transfiere al APSA la gestión y administración de todos los fondos financieros y activos inmobiliarios, que en todo caso mantendrán su finalidad actual".

El escándalo financiero por la compra de inmuebles en Londres por más de 200 millones de euros terminó con la remoción del cardenal Angelo Becciu y con otros seis funcionarios vaticanos investigados.

Según informó Bruni, el Papa hizo especial énfasis en ese escándalo financiero y sus inversiones y pidió "salir lo antes posible, o al menos, disponer de ellas de manera que se eliminen todos los riesgos para la reputación" de la Santa Sede.

Las operaciones bajo investigación se dieron en épocas en las que el luego cardenal Becciu se desempeñó como sustituto de la Secretaría de Estado.

Desde ese cargo, el tercero importancia dentro de la Curia, Becciu habría incurrido en gestión fraudulenta de fondos vaticanos, según una investigación en curso de la justicia de la Santa Sede.

El Papa lo despojó a fines de septiembre a Becciu de sus derechos como purpurado.

Con las nuevas disposiciones del Papa, la Secretaría de Estado, en materia económica y financiera, "no tendrá ninguna responsabilidad de supervisión y control de ninguna Entidad de la Santa Sede, ni de las relacionadas con ella".

El 13 de octubre terminó sus trabajos en el Vaticano una comisión enviada por Moneyval, el ente europeo encargado de monitorear la lucha contra el lavado de dinero en Europa.

La comisión estuvo 15 días revisando las medidas impulsadas por el Papa para definir si introduce a la Santa Sede dentro de la "lista blanca" de países con manejo transparente de sus organismos financieros.

En agosto, Francisco designó al laico español Maximino Caballero Ledo como secretario general de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede, en otro paso más en su intento de sanear las finanzas del Vaticano.

Con un largo recorrido en el mundo de las finanzas en Estados Unidos, Caballero Ledo tendrá a cargo la coordinación del organismo que centraliza todas las instituciones económicas vaticanas, incluido el banco IOR y la inmobiliara APSA, que tiene un patrimonio de más de 3.000 millones de euros en propiedades por todo el mundo.

Francisco creó la secretaría para la Economía del Vaticano en febrero de 2014, menos de un año después de ser elegido, con la intención de englobar todas las operaciones financieras.

El Papa tomó la decisión luego de la serie de escándalos ocurridos durante el pontificado de su predecesor Benedicto XVI, dieron origen a la filtración de una serie de documentos secretos que involucran al Vaticano en eventos de corrupción, conocida como "VatiLeaks". (Télam)