internacionales

Timochenko cree que un sector del poder económico bloquea la paz en Colombia y critica a Duque

Por Agencia Télam

29-07-2019 12:00

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido en su época de combatiente como Timochenko, considera que un sector del poder económico en Colombia bloquea el histórico acuerdo de paz y sostiene que el actual presidente, Iván Duque, está haciendo muy poco para consolidarlo.

Casi tres años después de la firma del acuerdo de paz, Londoño destaca de ese periodo, en una extensa entrevista con la agencia de noticias EFE, que fue un "error político" presentarse a las elecciones legislativas de 2018, en las que su partido, la Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia (FARC), cosechó apenas 55.000 votos.

También lamenta que quienes retomaron las armas y crearon disidencias lo hicieron movidos por "la plata fácil" y que Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, y Seuxis Pausias Hernández, alias Jesús Santrich, quedaran fuera "de la construcción de la paz" y se encuentren en paradero desconocido.

Consultado sobre su balance sobre el acuerdo de paz firmado el 24 de noviembre de 2016, dijo que "es bien complejo, porque tiene su parte positiva, logramos terminar un conflicto que llevaba más de 50 años pero desafortunadamente no logramos la paz completa y todavía queda un sector de la clase dirigente que quiere impedir que la palabra se escuche y pretende usar la violencia como la forma de dirimir conflictos".

P: ¿Qué cree que mueve a ese sector que está en contra el proceso de paz?

R: El poder económico

P: ¿El poder económico no quiere la paz de Colombia?

R: No todo, pero sí un sector muy importante.

P: El acuerdo se hizo con el ex presidente Juan Manuel Santos, ¿confía en Iván Duque para llevar adelante la paz?

R: El problema con Duque es que está representando un partido que ha levantado las banderas de ese sector que se opone a los acuerdos, que se opone a la reconciliación sobre la base de lo que acordamos en La Habana: sobre la verdad, la justicia la reparación y la no repetición. A eso le tiene mucho miedo. Espero que reflexione y no siga en ese camino al que lo están conduciendo los sectores más poderosos.

P: ¿Espera que el presidente Duque haga un cambio de 180 grados con respecto a la paz?.

R: La reflexión que debería hacer él es que en ese acuerdo están las bases mínimas para que comencemos a construir la Colombia que cada uno piensa, pero en paz, sin la violencia.

P: Sigue habiendo, y se ve en las encuestas, un rechazo no hacia la paz sino hacia las propuestas del partido FARC.

R: Creo que venimos haciendo una experiencia interesante en el Congreso. No teníamos ningún conocimiento de cómo funciona pero este primer año nos permitió conocerlo.

P: Cuando se firmó la paz tras usted estaba Jesús Santrich y a su lado Iván Márquez, dos personas que están en paradero desconocido y fundamentales en el proceso de paz, uno de ellos el jefe negociador de paz, ¿usted sabe donde están ellos?

R: Ni idea de donde están. Ellos se marginaron del partido alegando, por lo menos Iván Márquez, inicialmente problemas de seguridad, temores. Ellos se fueron, no volvieron a aparecer.

P: Hay un temor latente de que vuelvan a tomar las armas, ¿cree que las FARC con ese u otro nombre pueden volver a las armas liderados por hombres como Márquez o Santrich?

R: Si yo hubiera creído y nosotros, a nombre de la organización, creyéramos que con las armas podíamos lograr las transformaciones por las que hemos luchado no hubiéramos llegado hasta donde hemos llegado. La solución es política. (Télam)