internacionales

Theresa May quiere reabrir las negociaciones del Brexit a pesar de la negativa de la UE

Por Agencia Télam

29-01-2019 12:00

La primera ministra británica, Theresa May, le transmitió hoy a sus ministros su intención de reabrir las negociaciones del Brexit para modificar algunas cláusulas y lograr que se apruebe el acuerdo de salida del Reino Unido del bloque comunitario, según informó un vocero oficial.

El portavoz le dijo a los periodistas que May mantendrá conversaciones con los líderes de la Unión Europea (UE) durante el transcurso del día de hoy, en paralelo a una última jornada de debate en el Parlamento británico, que culminará con la votación de mociones claves para Londres.

La líder conservadora intenta reabrir la negociación tras la fuerte derrota que sufrió a principios de mes por el acuerdo consensuado con la UE y por el cual regresa hoy al Parlamento con la esperanza de conseguir el apoyo de los diputados que votarán sobre los lineamientos que marcarán los próximos pasos del Brexit.

Sin embargo, ayer la Comisión Europea (CE) -una suerte de poder ejecutivo de la UE- reiteró que el acuerdo del Brexit no está abierto para la renegociación e instó a esperar a que Londres comunique a Bruselas sus intenciones.

Lo único seguro por ahora es que el Parlamento votará esta noche varias enmiendas que buscan encarrilar el proceso del Brexit.

Entre las enmiendas, está la presentada por el diputado conservador Graham Brady, que pide eliminar la polémica cláusula irlandesa y sustituirla por un "arreglo alternativo" para evitar una frontera entre las dos Irlandas, una medida que la líder británica ya dijo que respaldará.

Esta medida, conocida como "backstop", dejaría al Reino Unido dentro de una unión aduanera con la UE a fin de evitar la necesidad de imponer controles a lo largo de la frontera entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, e Irlanda, un país de la UE, luego del Brexit.

La enmienda de Brady es apoyada por los conservadores euroescépticos, entre ellos del ex ministro de Exteriores, Boris Johnson.

Otra de las alternativas es la llamada enmienda de Cooper, diseñada por la diputada laborista Yvette Cooper y el conservador Nick Boles que busca retrasar el Brexit e impide una salida sin acuerdo.

El Partido Laborista por su parte, confirmó que respaldará el plan de Cooper, lo que complicaría aún más a la primera ministra quien se niega a extender el artículo 50 que habilita la salida de un país miembro de la UE.

De no mediar un acuerdo entre Londres y los 27 miembros del bloque para extender el plazo último de la separación, Reino Unido abandonará la UE el 29 de marzo, alcance o no un acuerdo.

Las compañías temen que un Brexit sin acuerdo cause un desastre económico por la revocación de acuerdos comerciales y la imposición de tarifas, controles y otras barreras entre Reino Unido y la UE, su mayor socio comercial. (Télam)