internacionales

Sarraj calienta la previa de la cumbre en Berlín poniendo en duda la voluntad de negociar de Hafter

Por Agencia Télam

19-01-2020 09:45

En las horas previas a conferencia de Berlín para lograr un alto el fuego en Libia, el primer ministro del gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) Fayez al Sarraj, expresó su total escepticismo sobre la voluntad de su adversario interno, el mariscal Jalifa Hafter, para alcanzar un acuerdo de paz.

"La larga experiencia acumulada que tenemos nos hace dudar de las intenciones, seriedad y compromiso del bando contrario, del que todo el mundo sabe que solo quiere el poder a cualquier precio" sentenció al Sarraj sin mencionar el nombre a Hafter, el militar rebelde libio que conduce al Ejército Nacional Libio (LNA) y controla buena parte del país.

Este domingo, la capital alemana será sede de una cumbre de paz convocada por la canciller Angela Merkel, y auspiciada por Naciones Unidas, que intenta abrir una nueva instancia de diálogo tras el fracaso de la cumbre multilateral celebrada esta semana en Moscú, en la que Hafter se retiró sin firmar el acuerdo propuesto por Rusia y Turquía.

Tanto el militar rebelde como al Sarraj confirmaron su participación en la reunión.

A principios del mes, Hafter, profundizó la ofensiva militar para capturar Trípoli, capital del país y del gobierno reconocido por la comunidad internacional, en un conflicto que ya provocó más de 2.000 muertos e involucra a países como Turquía y Rusia.

Precisamente Serraj recordó que Hafter se negó esta semana a firmar un acuerdo de alto el fuego gestionado por estos dos países "y eso que ya sabía lo que estaba en esa hoja de ruta cuando llegó a Moscú para negociar".

Durante la jornada de hoy, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan criticó la supuesta tolerancia de la comunidad internacional hacia Hafter.

"La comunidad internacional no está mostrando la necesaria reacción contra los temerarios ataques del golpista Hafter", declaró a los medios el presidente turco en el aeropuerto en Estambul antes de partir hacia Berlín, donde hoy participa en la conferencia internacional para buscar salidas a la guerra civil en Libia, informó la agencia de noticias DPA.

Erdogan denunció que las acciones de Hafter, al que acusó de violar resoluciones del Consejo de Seguridad de la U, son ignoradas desde hace tiempo.

El primer ministro libio reiteró su juramento de "defender" Trípoli y de "seguir defendiéndose de esta agresión, si continúa".

"No hemos atacado a nadie. Estamos ejerciendo nuestro derecho a la autodefensa" aclaró.

Asimismo, Serraj defendió la firma de un polémico acuerdo de vigilancia territorial y seguridad con Turquía, que habilitó el despliegue de tropas turcas en diferentes puntos del país.

El líder del GNA argumentó que el pacto tiene un doble propósito "que protege los derechos de ambos países y resulta, en términos de seguridad, apropiado para los intereses de los dos", ante las críticas de Grecia que entiende el acuerdo como una violación del derecho Internacional y limita el acceso a yacimientos de gas del sur de Creta. (Télam)