internacionales

Rusia aseguró que se cumple la tregua en la región disputada por Azerbaiyán y Armenia

Por Agencia Télam

16-11-2020 04:30

El cese del fuego que rige dede hace una semana en el enclave de Nagorno Karabaj, disputado por Azerbaiyán y Armenia, se cumple a lo largo de toda la línea de separación, dijo hoy del Ministerio de Defensa de Rusia, aliado de los armenios en el conflicto de larga data y que mantuvo enfrentados ambos países, recientemente.

"El régimen del alto el fuego se cumple a lo largo de toda la línea de separación", constató el vocero de la cartera de Defensa rusa, Ígor Konashénkov, en conferencia de prensa, según la agencia de noticias Sputnik.

En las zonas donde se desarrolla la misión de paz, los pacificadores ya terminaron de desplegar los puestos de observación destinados a monitorear la situación.

El portavoz ruso señaló, además, que desde el 14 de noviembre, a Nagorno Karabaj regresaron 725 personas que se habían visto obligadas a abandonar sus viviendas durante la escalada del conflicto.

Conforme a los compromisos, continuaba el intercambio de los cuerpos de los fallecidos bajo la coordinación de las fuerzas de paz y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia emitieron la semana pasada una declaración conjunta sobre el cese de las hostilidades en Nagorno Karabaj a partir de la medianoche del martes 10.

Según ese documento, las partes del conflicto deberán permanecer en las posiciones ocupadas, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los caídos. En Nagorno Karabaj se destacó un contingente de paz ruso.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian reconoció que le costó mucho aceptar el nuevo acuerdo del cese del fuego.

A su vez, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, calificó la firma del documento como una capitulación de Armenia y dijo que concluida la etapa militar se puede empezar a debatir las cuestiones políticas.

Rusia, que dispone de una base militar en Armenia, es su mayor aliado militar y político y, aunque públicamente Moscú aseguró que su acuerdo bilateral de defensa no incluye la región separatista de Nagorno Karabaj, en la geopolítica del conflicto, su apoyo a Armenia es claro.

El enclave en disputa y poblado hoy en su mayoría por armenios cristianos declaró su independencia de Azerbaiyán, país musulmán chiita de habla turca, poco antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, lo que desató una guerra entre ese país y Armenia, el principal apoyo de Nagorno Kabaraj.

Más de 30.000 personas murieron y en 1994 ambos firmaron un alto el fuego, que desde entonces fue interrumpido a menudo por escaramuzas y enfrentamientos.

Desde el 27 de septiembre pasado, las fuerzas azerbaiyanas, armenias y las de la región separatista se enfrentaron de nuevo en una guerra. (Télam)