internacionales

Rey saudita anuncia cambios en su gabinete tras asesinato de periodista en Estambul

Por Agencia Télam

27-12-2018 01:58

El rey saudita, Salman bin Abdelaziz, anunció hoy una reestructuración de su gabinete, en la que destaca el nombramiento de un nuevo canciller, a raíz de la crisis internacional que desató el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado del reino en Estambul tres meses atrás.

Los cambios incluyeron además la reorganización de los consejos supremos encargados de supervisar la economía y la seguridad en la monarquía sunnita, ambos encabezados por el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, cuyos poderes no se vieron afectados con la medida.

Los nuevos nombramientos incluso parecen consolidar aún más el poder del príncipe heredero, ya que se trata de asesores y miembros de la familia real cercanos a su figura.

El ex titular de Finanzas (1996-2016) Ibrahim al Asaf será el nuevo ministro de Exteriores, mientras que su predecesor, Adel al Yubeir, pasa a ser su viceministro, informaron hoy medios oficiales citados por la agencia de noticias EFE.

El impacto internacional que tuvo la muerte de Khashoggi terminó costando el cargo a Al Yubeir, quien fue uno de los principales exponentes del reino y defensor de sus políticas.

Al Asaf, por su parte, estuvo entre las decenas de detenidos en la macro operación contra la corrupción impulsada por las autoridades sauditas en noviembre de 2017, en la que los acusados fueron retenidos durante semanas en un hotel de Riad hasta llegar a acuerdos financieros o de otro tipo con el Gobierno.

Tras ser liberado en enero de este año, Al Asaf fue nombrado ministro de Estado, es decir, miembro del Consejo de Ministros saudita está encabezado por el rey Salman y lideró la delegación del reino en el Foro Económico Mundial de Davos.

La reestructuración anunciada por el monarca incluyó también el nombramiento de Turki Shabbaneh, un presentador de televisión saudita, como titular de Medios de Comunicación, y de Hamad al-Sheikh como ministro de Educación.

Bandar bin Sultan fue nombrado jefe de la Guardia Nacional, responsable de proteger a la familia real.

Otro de los alcanzados por los cambios en el gabinete fue Turki al Sheikh, uno de los asesores cercanos al príncipe heredero, quien pasó a encabezar la Autoridad General de Entretenimiento, un cuerpo creado tras la modernización impulsada por Mohammed bin Salman para la organización de eventos culturales, hasta entonces prohibidos en el reino conservador.

Al Sheikh dejará entonces de supervisar un programa de ciberseguridad desplegado por Saud al Qahtani, otro asesor próximo al heredero que fue despedido recientemente y sancionado por el departamento del Tesoro estadounidense por ayudar a planificar el asesinato de Khashoggi en Turquía.

El periodista crítico con la Casa Real saudita fue asesinado el 2 de octubre en el interior del consulado en Estambul, tal y como admitió Riad posteriormente, aunque las autoridades negaron en todo momento la implicación de altos cargos del reino, principalmente la del príncipe heredero.

Sin embargo, los informes elaborados por agencias de inteligencia internacionales sostuvieron que dicha operación no pudo suceder sin su conocimiento.

El crimen de Khashoggi dañó seriamente la imagen de Mohammed bin Salman en la comunidad internacional, quien hasta entonces se presentaba como un líder reformista comprometido con los cambios que esperaban los aliados del reino en Occidente. (Télam)